Bien He Visto La Aflicción De Mi Pueblo

Lamentaciones

   “Dijo luego Jehová: Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias, confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios. Muchas son las aflicciónes del justo. Pero de todas ellas le librará Jehová. Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.”  (Éxodo 3:7, Hechos 14:22, Salmo 34:19, Juan 16:33).

 

Vivimos en tiempos difíciles, postreros, en la última hora y en el principio de dolores: “Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá terremotos en muchos lugares, y habrá hambres y alborotos; principios de dolores son estos. Y todo esto será principio de dolores.” (Marcos 13:8, Mateo 24:8).

Donde las tinieblas estan arropando esta sociedad, “Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones;” (Isasías 60:2exct).

«Donde la inmoralidad ha llegado muy alto».

Cuando leo La Palabra de Dios y en especial los evangelios y se dice como en los días de Noé: “Más como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.” (Mateo 24:37-39).

Veo y entiendo lo que ese justo padecía al estar rodeado de tanta inmoralidad, de tanta maldad, de tanta gente impía y despreciada por sus comportamientos ante un Dios «TODO PODEROSO», aquel que es tardo en la ira y aquel que renueva sus misericordias cada mañana: “Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.” (Lamentaciones 3:22-23).  

Pero en aquellos días el Padre espero unos 154 años para el arrepentimiento de aquellos inmorales, pero estos creían que como hoy en día, todas las cosas iban a permanecer iguales hasta que vino el diluvio y se los llevo a todos, “y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos,” (Mateo 24:39exct).

«ASÍ COMO HOY MUCHOS RETARDAN SU LLEGADA»

“Pero del día y la hora nadie sabe, ni aún los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación.” (Mateo 24:36, 2Pedro 3:3-4).

Nosotros clamamos por las tantas cosas que tenemos que ver y padecer, una sociedad que cada día va de mal en peor, una sociedad corrompida, una sociedad que le llama a lo malo bueno y a lo bueno malo: “!!Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!”  (Isaías 5:20).

«Una sociedad que se ha ido tras la idolatría».

“Mientras Pablo los esperaba en Atenas, su espíritu se enardecía viendo la ciudad entregada a la idolatría.” (Hechos 17:16).

Dandole la espalda a un «DIOS VERDADERO» preferiendo creer al padre de la mentira y al principe de las tinieblas: “Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.” (Juan 8:44, 2Corintios 4:4).

Cuando ando en las calles de esta ciudad veo el vacio en las personas, la tristeza en los corazones y por otro lado la inmoralidad, el morbo, donde quiera que miro veo el pecado y el mismo esta llegando al tope, yo mismo he sido victima de esta inmoralidad.

Un día iba como cada sábado de voluntario a limpiar «EL SANTUARIO DE LA CASA DE PAPÁ», sábado en la mañana abordo el tren y más adelante aborda otro tripulante, «pero este no creo que era cualquier tripulante, era un enviado de Satanás y las tinieblas, tenía un espíritu de homosexualidad». Este personaje y yo hacemos contacto visual, yo le saludo y más adelante veo que este enviado me sigue mirando y yo no le pongo mucha atención, sino que sigo leeyendo un libro que leía, pero sentía que este enviado estaba haciendo algo, cuando lo vuelvo a ver se estaba tocando sus genitales y saboreándose la boca, solo dije: «¿Dios mío que es esto?» Pero a la vez no me sorprendío, ya he sido avisado por el mismo Dios por diferentes bocas proféticas, de que los homosexuales van a tener un poderío extremo en esta sociedad: «La Visión Pastor David Wilkerson; pags: 43-44».

Y ya lo estoy viendo y que estos iban a molestar sexualmente a otros, mujeres a mujeres y hombres a hombres, yo ya recibi mi parte y no solamente esto hermanos, he visto hombres besándose con hombres, mujeres con mujeres, «yo sabía que esta ciudad es desgenerada pero no tanto como me ha tocado vivir últimamente».

«Pero allá en los cielos hay un Dios que todo lo observa»:

“Jehová está en su santo templo; Jehová tiene en el cielo su trono; Sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres.” (Salmo 11:4).

«Y pronto le dará la paga a estos degenerados, perversos e impíos»:

“Porque la paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.” (Romanos 6:23).

Sino proceden a su arrepentimiento, porque El Señor no quiere la muerte del que muere, el quiere que todos procedan a un arrepentimiento, “¿Quiero yo la muerte del impío? dice Jehová el Señor. ¿No vivirá, si se apartare de sus caminos?  Porque no quiero la muerte del que muere, dice Jehová el Señor; convertíos, pues, y viviréis.” (Ezequiel 18:23, 32).

Y si aún hay un remanente que nos mantenemos con la ayuda de Dios nos mantedremos fieles, porque El nunca nos ha dejado, ni nos dejará, “enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” (Mateo 28:20).

Y así como antes del éxodo pasaron 454 años de maltrato al pueblo de Dios y hoy El ha escuchado nuestro clamor, porque El ha dicho: «clama a mí y yo te responderé»:

“Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.” (Jeremías 33:3).

«¡Iglesiaǃ espera y soporta las embestidas de este mundo que tu Redentor ¡Viveǃ levanta tu cabeza que tu redención esta cerca».

“Yo sé que mi Redentor vive, Y al fin se levantará sobre el polvo; Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.” (Job 19:25, Lucas 21:28).

«Aquí solo somos peregrinos y extranjeros, no somos de este mundo»:

“Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma, Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.” (1Pedro 2:11, Juan 17:14, 16).

«Nuestro paso por este mundo es momentáneo, pero tenemos una misión que desarrollar».

«¿Ya somos salvo? ¡Sí!»

“Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aún estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.” (Efesios 2:4-5, 8-10).

«¿Es por fe? ¡Síǃ»

“Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios. Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; más el justo por su fe vivirá. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Más el justo por la fe vivirá.” (Lucas 9:62, Hebreos 11:6, Habacuc 2:4, Romanos 1:17).

Pero la misma sin obras es muerta: “Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.” (Santiago 2:17).

Se que son muchas y|o han sido muchas las embestidas en estos últimos tiempos, pero vendrán muchas más, porque han sido liberados demonios de la faz de la tierra, que nunca antes habían sidos liberados. Resiste y mantén tu mirada hacia el que te sostiene que es «EL CRISTO DE LA GLORIA», «aunque estes y|o estemos débiles allí es que El es fuerte, todo lo puedo en Cristo que nos|me fortalece»:

“Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.   Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” (2Corintios 12:9-10, Filipenses 4:13).    El se va a glorificar una vez más en medio de esta generación perversa, llena de víboras en donde vivimos, porque El a escuchado nuestro clamor, «mantegamonos como Moisés mirando al invisible»: “Por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible.” (Hebreos 11:27).

«Pero todo lo hace es tangible, porque El es Fiel y Verdadero»:

“He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea.” (Apocalipsis 3:14exct, 19:11).

Y el nunca llega tarde y nunca se tarda, regocijate «HIJA DE SION»:

“Canta, oh hija de Sion; da voces de júbilo, oh Israel; gózate y regocíjate de todo corazón, hija de Jerusalén. Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada, ha dicho Jehová.” (Sofonías 3:14, Isaías 54:1).

«Lo que ves a tu alrededor todo esto pasará», “Respondiendo él, les dijo: ¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada.” (Mateo 24:2).

«Pero su Palabra no pasará»:“El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.” (Mateo 24:35).

Porque al igual que El, «SU PALABRA ES ETERNA» y su Palabra esta en el «¡SÍ! Y EN EL ¡AMÉN!»: “porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios.” (2Corintios 1:20).

El lo que promete lo cumple y Su Palabra no retorna vacia y una vez más El es «Fiel y Verdadero» y El no es hombre para arrepentirse, ni hijo de hombre para cambiar de idea:  “así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié. Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? He aquí, he recibido orden de bendecir; El dio bendición, y no podré revocarla.” (Isaías 55:11, Números 23:19-20).

El dijo y hará, El promete y libertará, porque no hay justo desamparado y el hombre no quedará postrado por siempre, “Cuando el hombre cayere, no quedará postrado, Porque Jehová sostiene su mano. Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan.” (Salmo 37:24-25).

«Porque Jehová es nuestro ayudador»:

“No temás, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temás, yo te ayudo.”  (Isaías 41:10, 13).

Y la mano poderosa de Dios siempre nos va a levantar y a socorrer, porque ya El ha vencido al mundo: “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.” (Juan 16:33).

¡Bendigo Tu Vida! ¡En El Nombre De Cristo Jesúsǃ y ¡Amén!

™©®


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s