Y Cuando Llegó La Noche! “a los hipócritas, a los religiosos”

noche    “Y cuando llegó la noche, trajeron a él muchos endemoniados; y con la palabra echó fuera a los demonios, y sanó a todos los enfermos;” (Mateo 8:16).

 

Realmente que en «LA PALABRA y no cualquier “palabra” sino en “LA PALABRA DE DIOS» porque en ella hay poder, “Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios. Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.” (1Corintios  1:18, Romanos 1:16).

Porque por ella fueron hechos los cielos y la tierra, “En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, Y todo el ejercito de ellos por el aliento de su boca. Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste,” (Génesis 1:1, Salmo 33:6, 2Pedro 3:5).

Y aquí vemos que por ella fueron sanados muchos y libertados endemoniados, así como en el principio hay algo muy peculiar en cuanto a la oscuruidad, porque en el principio todo estaba desorganizado y en tinieblas, “Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.” (Génesis 1:2).

Y por «LA PALABRA» Dios ordenó la luz y fue la luz: “Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. (Génesis 1:3). Y vio Dios que era buena la luz y separó Dios la luz de las tinieblas, “Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas.” (Génesis 1:4).

Así el mismo Dios nos llamó de las tinieblas a ser «LUZ ADMIRABLE a ser LA LUZ» de este mundo: “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.” (Mateo 5:14-16, 1Pedro 2:9, Hechos 26:18).

A través de la predicación, “alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos. que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.” (Hechos 2:47, 2Timoteo 4:2). Y de una vez por todas caminar sobre «LA PALABRA» y como la misma es lámpara a nuestros pies, “Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.” (Salmo 119:105).

Jesús vino a deshacer las obras de las tinieblas, “El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.” (1Juan 3:8).

Jesús vinó a confrontar las mismas y a exponer las obras de los mismos letrados y|o religiosos de la época que viviendo un evangelio solo de letras sin Espíritu, se habían y se han convertidos en hijos de su padre el diablo, “Respondieron y le dijeron: Nuestro padre es Abraham. Jesús les dijo: Si fueseis hijos de Abraham, las obras de Abraham haríais. Pero ahora procuráis matarme a mí, hombre que os he hablado la verdad, la cual he oído de Dios; no hizo esto Abraham. Vosotros hacéis las obras de vuestro padre. Entonces le dijeron: Nosotros no somos nacidos de fornicación; un padre tenemos, que es Dios. Jesús entonces les dijo: Si vuestro padre fuese Dios, ciertamente me amaríais; porque yo de Dios he salido, y he venido; pues no he venido de mí mismo, sino que él me envió. ¿Por qué no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis escuchar mi palabra. Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. Y a mí, porque digo la verdad, no me creéis. ¿Quién de vosotros me redarguye de pecado? Pues si digo la verdad, ¿por qué vosotros no me creéis? El que es de Dios, las palabras de Dios oye; por esto no las oís vosotros, porque no sois de Dios.” (Juan 8:39-47).

Haciendo sus obras y viviendo en y de apariencias, Dios no quiere religión, El Padre quiere relación. Estos hombres no podían ni mover una hoja de lechuga, porque habían perdido la visión de lo que es «EL REINO DE DIOS» aquí en la tierra, se habían metido en un sistema creado por ellos mismos y ya no por Dios, “Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado;” (Isaías 29:13).

Cristo viene a exponer sus obras erradas y equivocadas, mal intencionadas:

“Entonces habló Jesús a la gente y a sus discípulos, diciendo: En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen. Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas. Antes, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Pues ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos; y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas, y las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí. Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos. Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo. El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo. Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido. Mas! !ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando. !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación. !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros. !!Ay de vosotros, guías ciegos! que decís: Si alguno jura por el templo, no es nada; pero si alguno jura por el oro del templo, es deudor. !!Insensatos y ciegos! porque ¿cuál es mayor, el oro, o el templo que santifica al oro? También decís: Si alguno jura por el altar, no es nada; pero si alguno jura por la ofrenda que está sobre él, es deudor.!!Necios y ciegos! porque ¿cuál es mayor, la ofrenda, o el altar que santifica la ofrenda? Pues el que jura por el altar, jura por él, y por todo lo que está sobre él; y el que jura por el templo, jura por él, y por el que lo habita; y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios, y por aquel que está sentado en él. !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordíay la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello. !!Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello! !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia. !!Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio. !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad. !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos, y decís: Si hubiésemos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en la sangre de los profetas. Así que dais testimonio contra vosotros mismos, de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas. !!Vosotros también llenad la medida de vuestros padres! !!Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno? Por tanto, he aquí yo os envío profetas y sabios y escribas; y de ellos, a unos mataréis y crucificaréis, y a otros azotaréis en vuestras sinagogas, y perseguiréis de ciudad en ciudad; para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequías, a quien matasteis entre el templo y el altar. De cierto os digo que todo esto vendrá sobre esta generación.” (Mateo 23:1-36).

Y proféticamente se esperaba

«UN MESIAS, EL HIJO DE DIOS, UN PROFETA, UN LIBERTADOR»:

“Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel. Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí, la cual estará puesta por pendón a los pueblos, será buscada por las gentes; y su habitación será gloriosa. He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros. que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.” (Isaías 7:14, 11:10, Mateo 1:23, Lucas 2:11).

Pero estos estaban tan ciegos que habían  perdido toda visión espiritual:

“Dijo Jesús: Para juicio he venido yo a este mundo; para que los que no ven, vean, y los que ven, sean cegados. Entonces algunos de los fariseos que estaban con él, al oír esto, le dijeron: ¿Acaso nosotros somos también ciegos? Jesús les respondió: Si fuerais ciegos, no tendríais pecado; mas ahora, porque decís: Vemos, vuestro pecado permanece. !!Ay de vosotros, guías ciegos! que decís: Si alguno jura por el templo, no es nada; pero si alguno jura por el oro del templo, es deudor. !!Insensatos y ciegos! porque ¿cuál es mayor, el oro, o el templo que santifica al oro?!! Necios y ciegos! porque ¿cuál es mayor, la ofrenda, o el altar que santifica la ofrenda? !!Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio.” (Juan 9:39-41, Mateo 23:16-17, 19, 26).

Que cuando llegó El Mesías no pudieren verle y estos que estaban en el «LAGO DEL PECADO» no podían resistir dichas confrontaciones atravez de «LA PALABRA» misma, porque «LA PALABRA» lo expone todo, estos no eran mas que hipócritas:

»Del griego [i’pokɾita] que aparenta tener una cualidad, opinión o sentimientos, hipócrita persona que aparenta tener sentimientos o cualidades que no posee hypockretes: “actores” para los cuales ya estan reservada la mas densa oscuridad y hay una ira venidera para ellos de lo cual no podrán escapar«.

“!!Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno? De cierto os digo que todo esto vendrá sobre esta generación. fieras ondas del mar, que espuman su propia vergüenza; estrellas errantes, para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas. Estos son fuentes sin agua, y nubes empujadas por la tormenta; para los cuales la más densa oscuridad está reservada para siempre.” (Mateo 23:33,36, Judas 1:13, 2Pedro 2:17).

«ELLOS CREEN ANDAR EN LA LUZ Y LAS TINIEBLAS ESTA SOBRE ELLOS»

Ahora mismo estuve en la biblioteca y trate de hablarle y ni siquiera hablarle, sino darle un »Evangelio de Juan de Living Waters« y una invitación de mi Amada Iglesia, a la persona que me atendio, esta persona me contesto:

»¡Gracias! no me intereza, soy judia! ¡hipócrita!!!« y crees que tu nacionalidad terrenal te va a salvar y|o llevar al «Reino De Los Cielos», cuando no todos son hijos de Abraham y no todos los de Israel son israelitas, cuando nosotros los gentiles somos ramas injertadas, “No que la palabra de Dios haya fallado; porque no todos los que descienden de Israel son israelitas, ni por ser descendientes de Abraham, son todos hijos; sino: En Isaac te será llamada descendencia. Esto es: No los que son hijos según la carne son los hijos de Dios, sino que los que son hijos según la promesa son contados como descendientes. Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, has sido injertado en lugar de ellas, y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo, no te jactes contra las ramas; y si te jactas, sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti. Pues las ramas, dirás, fueron desgajadas para que yo fuese injertado. Bien; por su incredulidad fueron desgajadas, pero tú por la fe estás en pie. No te ensoberbezcas, sino teme. Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, a ti tampoco te perdonará.” (Romanos 9:6-8, 11:17-21).

Gracias a su oscuridad y al continúo rechazo de «La Predicación De Este Bendito Evangelio y El Cristo De La Gloria» nos dieron entrada a nosotros los gentiles, “Digo, pues: ¿Han tropezado los de Israel para que cayesen? En ninguna manera; pero por su transgresión vino la salvación a los gentiles, para provocarles a celos. Y si su transgresión es la riqueza del mundo, y su defección la riqueza de los gentiles, ¿cuánto más su plena restauración? Porque a vosotros hablo, gentiles. Por cuanto yo soy apóstol a los gentiles, honro mi ministerio,” (Romanos 11:11-13).

Y aún ellos siguen en las tinieblas y alegando un poderío inexistente, porque no es una Jerusalén terrenal la que se espera, ni seremos conciudanos aquí en la tierra, sino una

«JERUSALÉN ESPIRITUAL Y UNA CIUDADANIA CELETIAL»

Ya adquirida a través del Cristo, “Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios,” (Apocalipsis 21:1-2,10, Efesios 2:12-13,19).

Y ellos creen que pueden hacer y deshacer, si lo pueden hacer, pero aquí en la tierra, mientras nuestras riquezas son «EN GLORIA»:

“No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.  Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.” (Mateo 6:19-21, Filipenses 4:19).

Las de ellos son terrenales, “Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee. También les refirió una parábola, diciendo: La heredad de un hombre rico había producido mucho. Y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde guardar mis frutos? Y dijo: Esto haré: derribaré mis graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios.” (Lucas 12:15-21).

»¡AY! HIPOCRITASǃ«  no saben y|o no quieren saber lo que le espera, porque la única entrada al Reino es «EL CRISTO DE LA GLORIA»:

“Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.” (Juan 10:9).

El cual le dará su recompenza en aquel día por ignorarlo. Es allí en la noche, en las tinieblas, en la oscuridad donde estos estan por no recibir en cuerpo las obras de los cielos, van a permanecer excludes: “en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder,” (2Tesalonicenses 1:8-9).

«¡MI ALMA TE ALABA MI CRISTOǃ»

Tu que me sacaste de las tinieblas a luz admirable como no voy a exhaltar tu

«SANTO NOMBRE»:

“la noche esta avanzando desechad toda obras de las tinieblas, los que duermen que duerman, pero nosotros los de la luz velamos, porque los dias estan malos y solo tu Padre eres la luz, porque tu Santo Espíritu esta sobre nosotros y dentro de nosotros y debemos y ya hemos desechados las obras de las tinieblas “Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante. Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aún se nombre entre vosotros, como conviene a santos; ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias. Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. No seáis, pues, partícipes con ellos. Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad), comprobando lo que es agradable al Señor. Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; porque vergonzoso es aún hablar de lo que ellos hacen en secreto. Mas todas las cosas, cuando son puestas en evidencia por la luz, son hechas manifiestas; porque la luz es lo que manifiesta todo. Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo. Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor. No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.” (Efesios 5:1-20).

«TÚ pagaste un alto precio allí en LA CRUZ» y viniste al mundo para exponer las malas obras del mundo, “No puede el mundo aborreceros a vosotros; mas a mí me aborrece, porque yo testifico de él, que sus obras son malas.” (Juan 7:7). Y como este va de mal en peor, engañando y siendo engañado, “mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados.” (2Timoteo 3:13).

Pero tu nos dijiste que no somos de aquí: “Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.” (Juan 17:14, 16). Y aquí tendremos aflicciones, pero que no nos preocupemos porque ya tu haz vencido al mundo, “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.” (Juan 16:33).

Iglesia este es el tiempo del arrepentimiento, de la reconcialiación con y a través del «Cristo De La Gloria» porque el que no se encuentre en el libro de la vida será lanzado y atormentado en el lago de fuego y azufre, “Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.” (Apocalipsis 20:15).

Despiertate tu que duermes y te alumbrará Cristo (Efesios 5:14). Si tu le dijiste «¡SÍǃ» al Señor ya no te competen «ni la oscuridad, ni la noche, ni las tineblas». Ese derecho expiró en ti, ahora tiene los derechos del «PADRE DE LAS LUCES» en él cual no hay sombra de variedad:

“Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.” (Santiago 1:17)

¡ALABADO SEA DIOS!

¡Bendito Tu Nombre Padre Amado! ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya!

Y si el es nuestro Padre y es el Padre de las luces que haces aún en tinieblas, si aún andas en las obras que no te competen entonces tu cuerpo esta en tinieblas, “La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿cuántas no serán las mismas tinieblas?” (Mateo 6:22-23).

Todo lo terrenal ha y debe de morir en ti, porque eres una nueva criatura y ya no debes apoyarte en tu propio consejo: “Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas. No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.” (Proverbios 3:5-6, Isaías 41:13).

Porque ya no vives tú, vive Cristo en ti, “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. (Gálatas 2:20).

Deja la religiosidad a un lado, la religión no salva, la religión mata: “el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica.” (2Corintios 3:6).

«SÓLO CRISTO JESÚS

SANA

SALVA

LIBERTA»

Llegó la hora y la hora es, porque no todo el que dig a: ¡Señor! ¡Señor! entrará al reino de Dias:  “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.” (Mateo 7:21).

Muchos llamados, pocos escogidos: “Porque muchos son llamados, y pocos escogidos.” (Mateo 22:14).

Y aún los escogidos serán engañados, “Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aún a los escogidos.” (Mateo 24:24).

Llegó la hora y la hora es de deshacernos de las obras infructuosas de las tinieblas (Efesios 5:11). Porque la luz va alumbrando y las tinieblas tienen que retroceder

«¡BENDITO EL QUE VIENE EN EL NOMBRE DEL SEÑOR!»

Porque somos la lámpara y una vez mas las tinieblas tienen que retroceder, a ti te hablo ¡hipócrita! ¡religioso! Que oras de pie en medio de la Congregación para que te vean, a ti que desmuda el rostro para que sepan que estas en ayuno, a ti que te jactas de lo que haces, a ti que te gustan los saludos, a ti que te gustan los primeros asientos. El Señor conoce tus obras y El Cristo no esta en ti, esta fuera de ti, porque lo haz excluido de ti y de los tuyos, cuando solo se trata de «EL». Haz utilizado el lenguaje carnal, cuando tu Padre te habla en lo Espiritual,

 “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.” (1Corintios 2:14).

Ya estos tienen su paga sino se arrepienten y se reconcilian y reconocen que solo Cristo es la puerta, El lo dijo: “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” (Juan 14:6). Y la verdad os hará libre: “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” (Juan 8:32).

Estos han querido vivir en una mentira, cuando ellos saben la verdad, estos quieren vivir de obras cuando es por Gracia y luego de Gracia viene la Fe y luego de la Fe las Obras, porque la Fe sin Obras en muerta, “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.” (Efesios 2:8, Santiago 2:26).

A ti que estas en una falsa doctrina como hay tantas, que le quitan y|o le ponen a «LA PALABRA porque LA PALABRA» es una sola, como Jehová  tu Dios uno es, “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.” (Deuteronomio 6:4). No hay muchas palabras hay una sola Palabra, Ay! de aquellos que le quitan y le ponen, esos ya tienen su paga, “Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro.” (Apocalipsis 22:18).

«Esta Bendita Palabra es “FIEL Y VERDADERA” como El Cristo que su nombre  es:

“FIEL Y VERDADERO”, “ADMIRABLE”, “REY de reyes ”, “SEÑOR de señores”, “EL GRAN YO SOY”, “EL YO SOY”, “EL SOY YO»

Solo el te puede llevar y dar la luz, no ninguna sistema terrenal, porque nuestra reino es celestial y nuestra batalla es espiritual, no contra sangre y carne, sino contra las tinieblas:

“Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” (Efesios 6:12). ¿Por qué como combatir las tinieblas si aún estas en ellas? Debes renunciar a todo aquello que no es ni le agrada a Dios, Dios es enemigo del pecado por ende de las tinieblas, nada queda oculto todo sale a la luz y el pecado es igual a muerte. Todos los grandes crímenes se hacen en la oscuridad, cuando nadie ve, creen ellos que nadie ve, pero hay uno que todo lo expone, “Jehová está en su santo templo; Jehová tiene en el cielo su trono; Sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres. Porque nada hay oculto, que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de ser conocido, y de salir a luz. Porque nada hay encubierto, que no haya de descubrirse; ni oculto, que no haya de saberse. Por tanto, todo lo que habéis dicho en tinieblas, a la luz se oirá; y lo que habéis hablado al oído en los aposentos, se proclamará en las azoteas.” (Salmo11:4, Lucas 8:17, 12:2-3).

Porque el ama la justicia y aborrece el latrocinio, “Porque yo Jehová soy amante del derecho, aborrecedor del latrocinio para holocausto; por tanto, afirmaré en verdad su obra, y haré con ellos pacto perpetuo.” (Isaías 61:8).

Nada permanece oculto todo sale a la luz y la luz todo lo manifiesta (Lucas 8:17).

El Señor nos prometió y nos dijo que sus ministros los haría y son como llamas de fuego: “El que hace a los vientos sus mensajeros, Y a las flamas de fuego sus ministros. Ciertamente de los ángeles dice: El que hace a sus ángeles espíritus, Y a sus ministros llama de fuego.” (Salmo 104:4, Hebreos 1:7).

¿Por qué hay algunos que se disfrazan de ángel de luz?

“Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.” (2Corintios 11:13-15).

Y estos estan en los púlpitos llevando una enseñanza torcida y arrastrando a miles a las tinieblas, de estos profetizo Enoc: “De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares, para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él. Estos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho.” (Judas 1:14-16).

Porque Jesús no retarda su llegada como algunos la tienen por tardanza, aún hay tiempo para el arrepentimiento: “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.” (2Pedro 3:9).

Estos hombres estan impartiendo un espíritu de error y que el mismo Dios permite para que estos sean condenados por no creer y aceptar el evangelio de la paz, amor y justicia, “Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.” (2Tesalonicenses 2:11-12).

Estos serán lanzados fuera con los hipócritas, donde será el lloro y crujir de dientes:

“Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos. y lo castigará duramente, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes.” (Mateo 7:23, Lucas 13:28, Mateo 24:51).

Si mi hermano hay un cielo y hay un infierno, pero este es el momento de saber y decidir cual será el REY|rey de tu vida y aún estos hombres se van a jactar de decir no hicimos obras en tu nombre? “Apartaos de mí, todos los hacedores de iniquidad; Porque Jehová ha oído la voz de mi lloro. Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.” (Salmo 6:8, Mateo 7:23). Y El Señor les dirá nunca os conocí hacedores de maldad, porque si fueron ungidos por Dios, “Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios.” (Romanos 11:29). Pero decidieron excluir al «DUEN:O DE LA OBRA» de la obra misma, osea ursurparon algo que no le correspondía y así mismo «EL PADRE NUESTRO» lo excluirá del Reino mismo y no sólo a ellos sino a Congregaciones completas, que son de gran crecimiento aquí en la tierra, pero no tienen nada en Los Cielos, Congregaciones enteras serán arrastradas con ellos a las tinieblas, por poner su confianza en el hombre: “Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová. Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el bien, sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada.” (Jeremías 17:5-6).

Y no en «EL DIOS DE SU SALVACIÓN»:

“Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio. Viva Jehová, y bendita sea mi roca, Y enaltecido sea el Dios de mi salvación; En Dios está mi salvación y mi gloria; En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio. He aquí Dios es salvación mía; me aseguraré y no temeré; porque mi fortaleza y mi canción es JAH Jehová, quien ha sido salvación para mí. En gran manera me gozaré en Jehová, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia, como a novio me atavió, y como a novia adornada con sus joyas. Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación. Mas yo a Jehová miraré, esperaré al Dios de mi salvación; el Dios mío me oirá.” (Salmos 18:2 ,46, 62:7, Isaías 12:2, 61:10, Habacuc 3:18, Miqueas 7:7).

Iglesia despierta que estos hipócritas aún andan de noche y un ciego no puede guiar a otro ciego, los dos caerán en un pozo, “Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo.” (Mateo 15:14).

«¡IGLESIA, DESPIERTA TU QUE DUERMES Y TE ALUMBRARA CRISTOǃ»

¡A SU NOMBRE SEA LA GLORIA!

Mi hermano, mi hermana, hombre del mundo, tú que crees que la religión, los hombres, los santos, la nacionalidad te van a salvar, solo El Cristo es la puerta entre Dios y los hombres.

A ti que aún anda en oscuridad, en pecado, el pecado es igual a muerte y eso es lo que nos separa de un Dios que aún da tiempo al arrepentimiento y reconciliación, atravez de Jesús que es la puerta a la vida eterna, reconciliate con El, arrepientete que no es mas que darle la espalda al pecado.

Este es el día de salvación para tú vida. Si aún no conoces a Dios y|o crees no conocerle repite conmigo esta breve oración, pero poderosa, porque te llevará de muerte a vida, de tinieblas a la luz admirable:

Señor Jesús yo reconozco que tu eres el hijo de Dios, que moriste por mí y mis pecados allí en la cruz, yo reconozco que soy un pecador y que he andado alejado de ti, yo hoy te pido que me perdones y que inscriba mi nombre en el libro de la vida y te prometo nunca o nunca más apartarme de ti.

Si hiciste esta oración en este momento hay una fiesta en los cielos, por tu arrepentimiento y|o reconciliación con «¡EL CRISTO DE LA GLORIA!»

¡BIENVENIDO AL REINO DE DIOS! ¡MI HERMANO! ¡MI HERMANA!

Y ESPERANDO

«QUE SIEMPRE TE COBIJES BAJO LA SOMBRA DEL ALTÍSIMO, BAJO SUS ALAS, BAJO SUS PLUMAS».

¡EN CRISTO JESÚS SIEMPREǃ Y ¡AMÉN!

™©®

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s