Regocíjate oh Estéril, La Que No Daba A Luz [a la Iglesia]

   “Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada, ha dicho Jehová. Porque está escrito: Regocíjate, oh estéril, tú que no das a luz; Prorrumpe en júbilo y clama, tú que no tienes dolores de parto; Porque más son los hijos de la desolada, que de la que tiene marido. Pero a Ana daba una parte escogida; porque amaba a Ana, aunque Jehová no le había concedido tener hijos. Y su rival la irritaba, enojándola y entristeciéndola, porque Jehová no le había concedido tener hijos. Así hacía cada año; cuando subía a la casa de Jehová, la irritaba así; por lo cual Ana lloraba, y no comía. Y se levantó Ana después que hubo comido y bebido en Silo; y mientras el sacerdote Elí estaba sentado en una silla junto a un pilar del templo de Jehová, ella con amargura de alma oró a Jehová, y lloró abundantemente. E hizo voto, diciendo: Jehová de los ejércitos, si te dignares mirar a la aflicción de tu sierva, y te acordares de mí, y no te olvidares de tu sierva, sino que dieres a tu sierva un hijo varón, yo lo dedicaré a Jehová todos los días de su vida, y no pasará navaja sobre su cabeza. Elí respondió y dijo: Ve en paz, y el Dios de Israel te otorgue la petición que le has hecho. Y ella dijo: Halle tu sierva gracia delante de tus ojos. Y se fue la mujer por su camino, y comió, y no estuvo más triste.” (Isaías 54:1, Gálatas 4:27, 1Samuel 1:5-7, 9-11, 17-18).

Llegó el tiempo de dar frutos al treinta, al sesenta y al ciento por uno, “Y éstos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.” Porque por sus frutos lo conoceréis, “Así que, por sus frutos los conoceréis.” (Marcos 4:20, Mateo 7:20). Llegó la hora de parir, de ser productivos, de dejar de calentar la banca espiritual y de decir: «PADRE HEME AQUÍ, ENVÍAME A MI».

“Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí.” (Isaías 6:8).

De dejar a un lado los compromisos personales y de comenzar a buscar el:

«REINO DE DIOS y SU JUSTICIA PRIMERAMENTE.»    

“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.” (Mateo 6:33).

De poner en uso los dones, los talentos a la orden de aquel que los depósito en ti y en mi, a la orden de aquel que nos llamó a ti y a mi, absolutamente nadie se va a quedar estéril, pero es tiempo de dejar a un lado nuestro sistema pesante y tomar y tener la mente de «CRISTO». “Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.” (1Corintios 2:16). Y preguntarnos: «¿Qué “JESÚS EL MAESTRO” haría en ciertos momentos?» porque hay uno que todo lo ve y lo examina todo desde los cielos: “Jehová está en su santo templo; Jehová tiene en el cielo su trono; Sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres.” (Salmo 11:4). Hay uno que pesa los corazones, “Todo camino del hombre es recto en su propia opinión; Pero Jehová pesa los corazones.” (Proverbios 21:2). Hay uno que conoce los deseos de tu corazón, “Te dé conforme al deseo de tu corazón, Y cumpla todo tu consejo.” (Salmo 20:4). Y El los hará realidad en su tiempo, no en el tuyo, “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.” (Isaías 55:8-9). Deleitate en El y El hará, “Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón.” (Salmo 37:4). Pero no solo es por Fe, también es por obras, porque la misma sería muerta, “Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.” (Santiago 2:26).

«Dios quiere y necesita un pueblo que diga adios al mundo y si a un DIOS VIVIENTE»

«El es aquel que da vida, porque El es la vida»

   “En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.” (Juan 1:4).

¡ALELUYA!!!

Tu que crees que todo acabo, tu que no puedes mas, tu que crees que El Padre no escucha tu clamor, pues El te dice: «CLAMA A MI Y YO TE RESPONDERE»: “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.” (Jeremías 33:3).

«El si te escucha y anhela verte cada día postrado en y a sus Pies, caer».

Hay muchos que quieren hacer obras pero sin «LA GRACIA DE DIOS» y las obras sin “LA GRACIA DE DIOS” son vanas, porque son obras a través del hombre, sin «DIOS» obras que son solo admirables delante de los ojos de los hombres, “Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.” (1Samuel 16:7). Más no delante de Dios, porque no es por obra es por “GRACIA” y no por cualquier gracia sino por la “GRACIA DE DIOS”.

En las personas aveces hay una muy buena intención, pero sin Dios. Por ejemplo mi Amada Casa: «Times Square Church» fuimos en misión, luego del huracán Sandy, El Señor le ha dado a ésta Iglesia una visión y una misión de ayudar al necesitado en este tiempo de angustia, de llevar un equipo de hermanos a las distintas areas afectadas aquí en New York: «Queens, Long Island, Rockaway, Far Rockaway, Howard Beach, Staten Island, entre otras areas», para limpieza, llevar comida, vestido, calzado, pero ante todo «EL AMOR DEL PADRE» pues sali con la Iglesia y un grupo de hermanos a unos de estos lugares “Far Rockaway” a llevar ayuda a aquella comunidad, fuimos directamente a una Iglesia hermana, a llevar las provisiones y puede ver un grupo de personas repartiendo café y comida en general, eso estaba muy bien, pero faltaba algo allí «EL AMOR DE CRISTO» porque no les acercamos y hasta bebimos café mis hermanos y yo, pero cuando un hermano le pregunto a que Iglesia pertenecían, nos dijeron que a ninguna que decidieron un grupo de amigos hacerlo por la necesidad, pero allí recaemos en la posición anterior;

«NO ESTABA JESÚS EN SU DECISIÓN»

Esa obra es de hombres a pesar de su muy buena intención, pero si Dios no esta en la visión, la misma es vana, porque todos nos quedamos corto de la gracia de Dios, “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,” (Romanos 3:23). Y el que hace ciertas obras en su propio esfuerzo terminará cansado y fustrado, esta es la hora de decir: «HEME AQUÍ» de reconocer que fuera de Dios nada podemos hacer, “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.” (Juan 15:5). Pero todo lo puedo en Cristo que me fortalece, “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” (Filipenses 4:13). Y si Dios es con nosotros quien contra nosotros, “¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?” (Romanos 8:31).

Pero tienes que creerlo, que eres hechura, hechura de Dios que ya estas obras han sido preparadas de ante mano, “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.” (Efesios 2:10).

Fueron las cosas que el mismo Dios diseño y preparó para aquellos que le aman, cosas que ojo no vio, ni oído oyo, ni a subido al corazón del hombre, “Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman.” (1Corintios 2:9).

Si eres vil y menospreciado, si eres rechazado, si no tienes honra, ni gloria, si eres una vergüenza, si no eres intelectual, si tu vida es un desastre, “sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia.” (1Corintios 1:27-29). Preparate porque Dios a ti te va a llamar, “Entonces dije: !!Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos. Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas; y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado. Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí.” (Isaías 6:5-8). «Porque a estos ya El los ¡justificó! los ¡santificó! y los ¡predestinó!» “Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.” (Romanos 8:30).

¡ALELUYAAA!!! ¡AL CORDERO INMOLADO DE DIOS!

A aquel que ¡vive! A aquel que es y en El está nuestra salvación, “Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación.” (Habacuc 3:18).

Ponte tu mejor traje que el Rey te llama: “Dijo David: ¿Ha quedado alguno de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordíapor amor de Jonatán? Y había un siervo de la casa de Saúl, que se llamaba Siba, al cual llamaron para que viniese a David. Y el rey le dijo: ¿Eres tú Siba? Y él respondió: Tu siervo. El rey le dijo: ¿No ha quedado nadie de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordíade Dios? Y Siba respondió al rey: Aún ha quedado un hijo de Jonatán, lisiado de los pies. Entonces el rey le preguntó: ¿Dónde está? Y Siba respondió al rey: He aquí, está en casa de Maquír hijo de Amiel, en Lodebar. Entonces envió el rey David, y le trajo de la casa de Maquír hijo de Amiel, de Lodebar. Y vino Mefi-boset, hijo de Jonatán hijo de Saúl, a David, y se postró sobre su rostro e hizo reverencia. Y dijo David: Mefi-boset. Y él respondió: He aquí tu siervo. Y le dijo David: No tengas temor, porque yo a la verdad haré contigo misericordíapor amor de Jonatán tu padre, y te devolveré todas las tierras de Saúl tu padre; y tú comerás siempre a mi mesa. Y él inclinándose, dijo: ¿Quién es tu siervo, para que mires a un perro muerto como yo? Entonces el rey llamó a Siba siervo de Saúl, y le dijo: Todo lo que fue de Saúl y de toda su casa, yo lo he dado al hijo de tu señor. Tú, pues, le labrarás las tierras, tú con tus hijos y tus siervos, y almacenarás los frutos, para que el hijo de tu señor tenga pan para comer; pero Mefi-boset el hijo de tu señor comerá siempre a mi mesa. Y tenía Siba quince hijos y veinte siervos. Y respondió Siba al rey: Conforme a todo lo que ha mandado mi señor el rey a su siervo, así lo hará tu siervo. Mefi-boset, dijo el rey, comerá a mi mesa, como uno de los hijos del rey. Y tenía Mefi-boset un hijo pequeño, que se llamaba Micaía. Y toda la familia de la casa de Siba eran siervos de Mefi-boset. Y moraba Mefi-boset en Jerusalén, porque comía siempre a la mesa del rey; y estaba lisiado de ambos pies.” (2Samuel 9:1-13). Para que te sientes perpetuamente a su mesa, El mismo adereza mesa para ti delante de tus angustiadores, “Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.” (Salmo 23:5).

El maestro esta aquí y te llama: “El Maestro está aquí y te llama.” (Juan 11:28exct).

Allí en la desolación, en la tristeza, en la enfermedad, cuando ya no queda nada, cuando ya todo parece perdido, cuando ya todos se han ido, “Entonces le dijo su mujer: ¿Aún retienes tu integridad? Maldice a Dios, y muérete.” (Job 2:9). Allí llega «EL MAESTRO, EL REY DE GLORIA» y te dice: no dudes o ¿Por qué dudaste? ¡hombre de poca fe! “Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: !!Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?” (Mateo 14:31).

Si yo tengo un plan perfecto para ti, un plan que te va hacer un bienaventurado:  “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación. Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, Y en sus mandamientos se deleita en gran manera. Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;” (Mateo 5: 3-11, Salmos 112:1, 1:1).

Un plan que no falla, porque «YO SOY EL QUE SOY».       

“Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros.” (Éxodo 3:14).

Porque “YO SOY” conocedor de todas las cosas y “YO SOY” el que te engendró hoy, te puse nombre, mío eres tú, “Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.” (Isaías 43:1). Y no te desampararé y no serás mas un mendigo, “Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré; Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan.” (Hebreos 13:5, Salmo 37:25).

Porque nacionalidad tienes: “Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios,” (Efesios 2:19). Haz sido adoptado, haz sido engendrado y Padre tienes, por eso puedes venir confiadamente ante:

«EL TRONO DE LA GRACIA».

“Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo,” (Hebreos 4:16, 10:19). Y decir: «ABBA PADRE»

“Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: !!Abba, Padre!”(Romanos 8:15)

¡ALELUYA!!!

Somos peregrinos y extranjeros, “Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma,” (1Pedro 2:11). Pero tenemos una obra que desarrollar, porque no tenemos un espíritu de cobardía, sino de amor, poder y dominio propio, “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.” (2Timoteo 1:7). Y «LA PALABRA» es poder de Dios, “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.” (Romanos 1:16). Que ha sido dada a sus hijos, tenemos una obra que realizar, que desarrollar, porque para los cobardes no hay cabida en «EL REINO DE LOS CIELOS»:  “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.” (Apocalipsis 21:8).

No vivamos de y en más condenación, porque eso es lo que quiere el adversario.  “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.” (Romanos 8:1). No Dios, porque a paz nos llamo «EL SEÑOR» “sino que a paz nos llamó Dios.” (1Corintios 7:15exct).

Humillemonos bajo su mano poderosa, “Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;” (1Pedro 5:6). Y El hará, El solo quiere disponibilidad, pero ya llegó la hora y la hora es de separar trigo y cizaña, “Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.” (Mateo 13:30). De separar ovejas y cabritos, “y, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.”  

Serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros (Mateo 25:32-34).  Porque no todo el que diga “SEÑOR, SEÑOR”, entrará en «EL REINO DE LOS CIELOS»: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.” (Mateo 7:21).

Porque hay muchos llamados, pocos escogidos y aún los escogidos serán engañados, “Porque muchos son llamados, y pocos escogidos. Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aún a los escogidos.” (Mateo 22:14, 24:24).

Cree y afirmate en el Dios de tu SALVACIÓN (Habacuc 3:18). Y El te va ayudar, porque El es tu ayudador, “Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo.” (Isaías 41:13). Y aunque parece que te abandonó por un instante te recogerá con grandes misericordias, “Por un breve momento te abandoné, pero te recogeré con grandes misericordias.” (Isaías 54:7). Porque «EL ES PODEROSO» para salvar, para arrancar, para destruir, y cortar toda obra de maldad, “Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar.” (Jeremías 1:10).

Llegó el tiempo de ser productivos, porque cuando la mujer esta en dolor de parto y da a luz, luego de tanto dolor, pero ve el fruto, que trajo un hombre al mundo, olvida tal momento, “La mujer cuando da a luz, tiene dolor, porque ha llegado su hora; pero después que ha dado a luz un niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de que haya nacido un hombre en el mundo. También vosotros ahora tenéis tristeza; pero os volveré a ver, y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestro gozo.” (Juan 16:21-22).

No seas escaza y alarga tus cuerdas y refuerza tus estacas (Isaías 54:2). Que seremos juzgado por nuestra buenas y malas obras: “Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.” (2Corintios 5:10). Y aunque abogados  tenemos que es Cristo Jesús, “Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.” (1Juan 2:1). Pero vamos a compadecer ante el Tribunal Celestial en aquél día, “Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.” (Apocalipsis 20:11-15). Unos para vida eterna y otros para vergüenza perpetua, “Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua.” (Daniel 12:2).

Levantate tú que duermes y te alumbrará Cristo, “Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo.” (Efesios 5:14).

Somos la sal que prevalece, la luz de este mundo, “Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.” (Mateo 5:13-14).

Y la hora es donde Dios busca verdaderos adoradores que adoren en «ESPÍRITU Y VERDAD». “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.” (Juan 4:23-24).

Al igual que servidores que produzcan al treinta, al sesenta y al ciento por uno (Marcos 4:20).

Y así como Ana celebró en gozo y espero en paz la victoria que El Señor le dio en aquel día:

“Y Ana oró y dijo: Mi corazón se regocija en Jehová, Mi poder se exalta en Jehová; Mi boca se ensanchó sobre mis enemigos, Por cuanto me alegré en tu salvación. No hay santo como Jehová; Porque no hay ninguno fuera de ti, Y no hay refugio como el Dios nuestro. No multipliquéis palabras de grandeza y altanería; Cesen las palabras arrogantes de vuestra boca; Porque el Dios de todo saber es Jehová, Y a él toca el pesar las acciones. Los arcos de los fuertes fueron quebrados, Y los débiles se ciñeron de poder. Los saciados se alquilaron por pan, Y los hambrientos dejaron de tener hambre; Hasta la estéril ha dado a luz siete, Y la que tenía muchos hijos languidece. Jehová mata, y él da vida; El hace descender al Seol, y hace subir. Jehová empobrece, y él enriquece; Abate, y enaltece. El levanta del polvo al pobre, Y del muladar exalta al menesteroso, Para hacerle sentarse con príncipes y heredar un sitio de honor. Porque de Jehová son las columnas de la tierra, Y él afirmó sobre ellas el mundo. El guarda los pies de sus santos, Mas los impíos perecen en tinieblas; Porque nadie será fuerte por su propia fuerza. Delante de Jehová serán quebrantados sus adversarios, Y sobre ellos tronará desde los cielos; Jehová juzgará los confines de la tierra, Dará poder a su Rey, Y exaltará el poderío de su Ungido.” (1Samuel 2:1-10).

Y así nos encontraremos con El Rey De Gloria en aquel día y nos dirá pasa buen siervo en lo poco fuiste fiel en lo mucho te pondre y gozate en tu descanzo enterno, “Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.” (Mateo 25:21).

A ti te hablo mi hermano, mi hermana, a ti que haz perdido las esperanzas, que ya no ves la mano del Señor obrar a tu favor no te desanimes que el que comenzó la buena obra la terminará, recuerda que nuestras riquezas son en gloria y tenemos un testimonio que mostrar ante el mundo, porque en ti y en mi «ES QUE EL TODO PODEROSO» se va aglorificar para que algunos que dudan convencerlos y a otros arrebatarlos del fuego mismo, regocijate ¡oh! esteril porque este es el día que hizo Jehová.

Bendigo tu vida con toda Bendición y sigue siendo aquel siervo o sierva que predique este evangelio por todo el mundo y que siempre te cobijes bajos Sus Alas, Bajo La Sombra Del Altísimo.

“PORQUE EL QUE HABITA AL ABRIGO DEL ALTÍSIMO MORARÁ BAJO LA SOMBRA DE OMNIPOTENTE.”                                                  

¡EN EL NOMBRE DE JESÚS SIEMPREǃ Y ¡AMÉN!

™©®

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s