El Ángel De Jehová Acampará A Tu Alrededor

Israel

  “El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende. No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada. Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos.” (Salmos 34:7, 91:10-11).

Veo una nación que poco a poco entra en caos «USA» pero ¡Iglesia! no temas porque Dios esta con nosotros: “¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?”  (Romanos 8:31).

El esta con nosotros como «PODEROSO GIGANTE»: “Mas Jehová está conmigo como poderoso gigante; por tanto, los que me persiguen tropezarán, y no prevalecerán; serán avergonzados en gran manera, porque no prosperarán; tendrán perpetua confusión que jamás será olvidada.” (Jeremías 20:11).

El es nuestro ayudador que nos lleva de la mano, “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.”  (Isaías 41:10).

El nos cuida y nos cuidará pero es tiempo de entrar en un mayor compromiso y decisión en todo lo que es «EL REINO DE LOS CIELOS».  

“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.” (Mateo 6:33).

El ya pagó un alto precio allí en «LA CRUZ» cuando murió por ti y por mi y ninguno de sus pequeñitos se va a perder, “Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese.” (Juan 17:12).

Nadie va a perecer porque “EL ÁNGEL DE JEHOVÁ” su amado “JESÚS” acampa a nuestro alrededor, El nos va a cuidar.

¡Iglesia! preparate porque esto apenas acaba de empezar, pero confiemos en aquel que ha vencido al mundo (Juan 16:33).

He visto la mano, la mano de Dios obrar a mi favor, a favor de mis hermanos, no he visto a ninguno desamparado ni que mendigue pan, “Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan.” (Salmo 37:25). Creo que todo el tiempo que tengo caminando con El Señor no habia sentido, ni vivido, ni connotado lo tan real que son sus promesas que si ellas son en el “¡SI!” y en el “¡AMÉN!” (2Corintios 1:20).

Vivimos en un tiempo y espacio muy delicado, donde cada día lo espiritual se hace mas real, donde con temor y temblor debemos cuidar nuestra salvación, “Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor,” (Filipenses 2:12).

El Padre es un Dios Vivo, un Dios Real, no defallescamos a pesar de lo que vemos a nuestro alrededor, caminamos por fe, “porque por fe andamos, no por vista; Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.” (2Corintios 5:7, Hebreos 11:6). Y lo que se ve fue hecho de lo que no se veía, “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.” (Hebreos 11:3). Digamos al débil fuerte es (Joel 3:10) que no se quede nadie atrás porque el pueblo de Dios avanza: “Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen.” (Éxodo 14:15) y el ángel estará a nuestro frente como a nuestras espaladas, “Y el ángel de Dios que iba delante del campamento de Israel, se apartó e iba en pos de ellos; y asimismo la columna de nube que iba delante de ellos se apartó y se puso a sus espaldas,” (Éxodo 14:19) el cuidará de nosotros no temamos, “Jehová está conmigo; no temeré Lo que me pueda hacer el hombre. de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré Lo que me pueda hacer el hombre.” (Salmo 118:6, Hebreos 13:6) y avancemos que nuestra redención esta cerca (Lucas 21:28).

Espíritu Santo de Dios te siento tan cerca desde hace varios días, se que eres real, se que solo tu da esta paz y se que tus ángeles acampan a nuestro alrededor, se que nuestro “PADRE” es nuestro ayudador,  “Bienaventurado aquel cuyo ayudador es el Dios de Jacob, Cuya esperanza está en Jehová su Dios,” (Salmo 146:5).

Siendo solo hombres nos haz vestido de esplendor, que es el hombre para que tu “DIOS” tengas memoria y cuidado del el? “Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste, Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites? Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra. Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; Todo lo pusiste debajo de sus pies: Ovejas y bueyes, todo ello, Y asimismo las bestias del campo, Las aves de los cielos y los peces del mar; Todo cuanto pasa por los senderos del mar. !!Oh Jehová, Señor nuestro, Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!” (Salmo 8:3-9).

Pero a tu imagen y semejanza nos creaste (Génesis 1:26) para tu Gloria y Honra mostrar y aunque con una condición caída nos encontramos, mandaste a tu Ángel, a tu Ángel llamado Jesús El Cristo De La Gloria, lo llamaste para el pecado llevar, por eso hoy en día tu nos vas a cuidar, aunque se levante el mar y los vientos soplen estaremos quietos y sabremos que eres Dios, “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.” (Salmo 46:10) y sabremos que eres mas dulce que la miel, “Gustad, y ved que es bueno Jehová; Dichoso el hombre que confía en él.” (Salmo 34:8).

Danos animo pronto, confianza, deciscion y que recordemos que todo tiene su tiempo debajo del cielo, “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar; tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar; tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar; tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar; tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz. ¿Qué provecho tiene el que trabaja, de aquello en que se afana? Yo he visto el trabajo que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que se ocupen en él. Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin. Yo he conocido que no hay para ellos cosa mejor que alegrarse, y hacer bien en su vida; y también que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de toda su labor. He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo; sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y lo hace Dios, para que delante de él teman los hombres. Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó.” (Eclesiastés 3:1-15).

Que nuestro paso por aquí es momentáneo, “Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.” (Juan 17:14, 16) pero tenemos tu gloria para mostrar (Génesis 1:26). “Porque hubiese desmayado sino supiere que vere tu bondad en la tierra de los vivientes” (Salmo 27:13) si no supiera que en ti hay beneficios, “Bendice, alma mía, a Jehová, Y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová, Y no olvides ninguno de sus beneficios. El es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias; El que rescata del hoyo tu vida, El que te corona de favores y misericordias; El que sacia de bien tu boca De modo que te rejuvenezcas como el águila. Jehová es el que hace justicia Y derecho a todos los que padecen violencia.” (Salmo 103:1-6).

Que tu cuidas de tu cuerpo, como cabeza que eres, porque si la unción descendía por las barba de Aarón, “Es como el buen óleo sobre la cabeza, El cual desciende sobre la barba, La barba de Aarón, Y baja hasta el borde de sus vestiduras;” (Salmo 133:2) que será en ti que eres el «GRAN GALARDON» (Mateo 5:12).

¡Iglesia! confía que aunque no veas tenemos un Ángel a nuestro alrededor, lo que se ve fue hecho de lo que no se veía (Hebreos 11:3) y si Abraham El Padre de la Fe salio de su tierra si saber donde iba confiando en aquel que le llamo, aquel que lo llevaba a tierra lejana, cuyo arquitecto era el mismo Dios (Hebreos 11:8-10) y si Moisés se mantuvo creyendo y sosteniendose en el invisible (Hebreos 11:27) así tu vida fue diseñada por Dios desde antes de la fundación del mundo, “según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,” (Efesios 1:4) solo es cuestión de tiempo para que las cosas se materialicen y manifiesten en tu vida, “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.” (Efesios 2:10).

«¡DIOS EN UN SOLO DIA CAMBIA TODO, EN UN SOLO DIA HONRO A RAHAB LA RAMERAǃ»:

“Por la fe Rahab la ramera no pereció juntamente con los desobedientes, habiendo recibido a los espías en paz. Mas Josué dijo a los dos hombres que habían reconocido la tierra: Entrad en casa de la mujer ramera, y haced salir de allí a la mujer y a todo lo que fuere suyo, como lo jurasteis. Y los espías entraron y sacaron a Rahab, a su padre, a su madre, a sus hermanos y todo lo que era suyo; y también sacaron a toda su parentela, y los pusieron fuera del campamento de Israel. Y consumieron con fuego la ciudad, y todo lo que en ella había; solamente pusieron en el tesoro de la casa de Jehová la plata y el oro, y los utensilios de bronce y de hierro. Mas Josué salvó la vida a Rahab la ramera, y a la casa de su padre, y a todo lo que ella tenía; y habitó ella entre los israelitas hasta hoy, por cuanto escondió a los mensajeros que Josué había enviado a reconocer a Jericó.” (Hebreos 11:31, Josué 6:22-25).

«Entrando en heredad en el linaje SANTO en el linaje de JESÚS»:  

“Salmón engendró de Rahab a Booz, Booz engendró de Rut a Obed, y Obed a Isaí. Isaí engendró al rey David, y el rey David engendró a Salomón de la que fue mujer de Urías. Salomón engendró a Roboam, Roboam a Abías, y Abías a Asa. Asa engendró a Josafat, Josafat a Joram, y Joram a Uzías. Uzías engendró a Jotam, Jotam a Acaz, y Acaz a Ezequías. Ezequías engendró a Manasés, Manasés a Amón, y Amón a Josías. Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, en el tiempo de la deportación a Babilonia. Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, y Salatiel a Zorobabel. Zorobabel engendró a Abiud, Abiud a Eliaquím, y Eliaquím a Azor. Azor engendró a Sadoc, Sadoc a Aquím, y Aquím a Eliud. Eliud engendró a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob; y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo.” (Mateo 1:5-16).

«En un solo día úngio Dios a David como rey»:  “Envió, pues, por él, y le hizo entrar; y era rubio, hermoso de ojos, y de buen parecer. Entonces Jehová dijo: Levántate y úngelo, porque éste es. Y Samuel tomó el cuerno del aceite, y lo ungió en medio de sus hermanos; y desde aquel día en adelante el Espíritu de Jehová vino sobre David. Se levantó luego Samuel, y se volvió a Ramá.” (1Samuel 16:12-13).

«En un solo día en un abrir y cerrar de ojos dejaremos este cuerpo y esta tierra»:

“en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.”  (1Corintios 15:52).

Luego de nuestra misión terminar, donde «GRAN GALARDON» no ha de esperar y alla estará «EL PADRE el GRAN YO SOY» que nos dirá entra buen siervo, “Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.” (Mateo 25:21).

«Pero recuerda al que mas se le de mas se le demandará»: “Mas el que sin conocerla hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco; porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá.” (Lucas 12:48).

No esconda el talento y|o los talentos que El Padre te dio, “Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste; por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo. Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí. Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses. Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos. Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aún lo que tiene le será quitado. Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.” (Mateo 25:24-30).

Inviertelos porque a eso fuimos llamados a hacer su obra, hay mucho que dicen que Dios no nos necesita ya sea La Iglesia o al hombre, claro que El nos necesita porque en El Reino De Los Cielos hay convenios, ademas fuimos creados por El Creador, para la tierra subjugar. (Génesis 1:28).

«IGLESIA AUNQUE NO VEAS, CREE QUE “EL ÁNGEL DE JEHOVA” ESTA A  NUESTRO ALREDEDOR, EL NOS CUIDA Y GUÍA»

Supe de un hermano que en esta pasada tormenta “Sandy” un árbol iba a caer sobre su casa y:  «La Mano Poderosa Del Ángel De Jehová» que no se ha acortado ni se va acortar hizo desviar el árbol, “He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado su oído para oír; Entonces Jehová respondió a Moisés: ¿Acaso se ha acortado la mano de Jehová? Ahora verás si se cumple mi palabra, o no.” (Isaías 59:1, Números 11:23).

Y puedo dar fe y testimonio que aunque no haya trabajo, dinero, provisión con todo eso nos alegraremos, “Aunque la higuera no florezca, Ni en las vides haya frutos, Aunque falte el producto del olivo, Y los labrados no den mantenimiento, Y las ovejas sean quitadas de la majada, Y no haya vacas en los corrales; Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación.  Jehová el Señor es mi fortaleza, El cual hace mis pies como de ciervas, Y en mis alturas me hace andar. Al jefe de los cantores, sobre mis instrumentos de cuerdas.” (Habacuc 3:17-19). Porque El es nuestra porción, “Mi porción es Jehová, dijo mi alma; por tanto, en él esperaré.” (Lamentaciones 3:24) el esta en medio de nosotros (Sofonías 3:17).

El es quien te esfuerza, El es quien te guía y cuida (Isaías 41:10) y aunque pase por las aguas no te ahogaras, “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.” (Isaías 43:2).

El va delante de ti aplanando toda montaña «problema» porque somos sus hijos y El en nosotros tiene complacencia (Mateo 3:17). Porque El no mira tus fallas y|o virtudes El mira El Cristo que esta en nosotros y eso lo hace tardo para la ira y grande en misericordia, “Jehová, tardo para la ira y grande en misericordia, que perdona la iniquidad y la rebelión, aunque de ningún modo tendrá por inocente al culpable; que visita la maldad de los padres sobre los hijos hasta los terceros y hasta los cuartos. Misericordioso y clemente es Jehová; Lento para la ira, y grande en misericordia. Clemente y misericordioso es Jehová, Lento para la ira, y grande en misericordia. Bueno es Jehová para con todos, Y sus misericordias sobre todas sus obras.” (Números 14:18, Salmos 103:8, 145:8-9).

Es Jesús que vive en ti y en mi, El Jesús, El Cristo De La Gloria, el que intercede por ti y por mi constantemente, continuamente, El Jesús que esta sentado hoy a la diestra del Padre, “el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,” (Hebreos 1:3).

Porque amo tanto al mundo y a los suyos que envio a su único Hijo a morir por ti y por mi (Juan 3:16) ya el pagó un precio muy alto allí en la cruz para que nadie se pierda, “Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él. Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;” (Isaías 53:3-5, 2Corintios 5:21, 1Pedro 3:18).

«Por eso debemos de negarnos nosotros mismo, diariamente y llevar nuestra cruz»: “Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.” (Mateo 16:24).

Pero hay muchos que no quieren este mensaje escuchar, pero tu siembra la semilla y en su tiempo dará frutos al treinta, al sesenta y al ciento por uno (Marcos 4:20) porque el crecimiento lo da Dios, “Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios.” (1Corintios 3:6).

El que salva, sana y liberta es Cristo, porque muchos primeros serán postreros y postreros primeros (Mateo 19:30) y sino atiende a la primera señal atenderán a la postrera (Éxodo 4:8) y a otros aún lo que tienen se le quitara, “Porque a cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aún lo que tiene le será quitado.” (Mateo 13:12) «y a otros», “A algunos que dudan, convencedlos. A otros salvad, arrebatándolos del fuego; y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aún la ropa contaminada por su carne.” (Judas 1:22-23).

Mantegamonos consagrados, santificados, porque ya hay uno que nos santificó y nos justificó. “En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre. Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.” (Hebreos 10:10, Romanos 8:30) allí en el Calvario.

Y aunque digamos en algunos momentos, ¿Por qué no haz desamparado? “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? ¿Por qué estás tan lejos de mi salvación, y de las palabras de mi clamor? Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” (Salmo 22:1, Mateo 27:46). Esto no es así, porque El Padre abandonó al Hijo en la cruz porque este llevaba todos los pecados, sabemos en parte la magnitud de esto, pero no del todo, porque no nos toca a nosotros saber estas cosas, pero si se de algo que «¡EL VIVE!» y cuida cada paso que damos, aunque no entendamos, pero cada trato de Dios es necesario porque aún Cristo en la cruz muerto, El Padre ganó, porque El nunca ha perdido una batalla, ni la va a perder, si ya sabemos como termina «El Libro Sagrado, El Manual De Vida, La Palabra de Dios, La Biblia» nosotros vencemos junto con El Cristo y el enemigo, diablo, Satanás es hechado al lago de fuego y azufre.

¡IGLESIA! no desmaye Dios te lleva de la mano, hay circunstancias que El permite, hay momentos de oscuridad que son necesarios, para luego el mostrarte la luz, “Y el ángel de Dios que iba delante del campamento de Israel, se apartó e iba en pos de ellos; y asímismo la columna de nube que iba delante de ellos se apartó y se puso a sus espaldas, Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;” (Éxodo 14:19, 1Pedro 2:9) “porque el pecado es igual a muerte” (Romanos 6:23) y hay salvación y vida eterna, porque desconfiar de un «SER TODO PODEROSO que es FIEL y VERDADERO» (Apocalipsis 19:11). Porque confiar en un ser inferior, si mayor es el que esta con nosotros  que el que esta en el mudo (1Juan 4:4) siendo este enemigo el padre de la mentira, estando este ya vencido y que no ha hecho nada por ti, bueno si una sola cosa, engañarte, arruinarte y a otros hasta la vida le ha quitado, por ende el alma le ha quitado, porque ese es su trabajo destruir, “He aquí que yo hice al herrero que sopla las ascuas en el fuego, y que saca la herramienta para su obra; y yo he creado al destruidor para destruir.” (Isaías 54:16) «para eso fue creado», de ti depende resistirle y el huira de ti (Santiago 4:7). De ti depende por igual en estos tiempos difíciles que estamos y aún vendrán peores cosas, pero «El Ángel De Jehová» acampará a tu alrededor y El te cuidará, ayudará y te dará la “VICTORIA” mientras el otro te va a engañar, matar y a condenar, “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir;” (Juan 10:10exct)

“porque como león rugiente anda, buscando a quien devorar” (1Pedro 5:8).

A sabiendas que le queda poco tiempo, “Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. !!Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo.” (Apocalipsis 12:12).

Este no es el tiempo de volver atrás, “Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él. Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado.” (Juan 6:66, 2Pedro 2:20-21). De volver a los viejos rudimentos, “Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca. y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado” (Hebreos 10:23-25, 12:13).

Porque El Cristo esta cerca, vendrá como  ladrón  en la noche, “Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.” (2Pedro 3:10). Porque el día, ni la hora nadie la sabe, mantente viendo al «INVISIBLE» al que te ayuda al que manda sus ángeles a tu alrededor, “Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos.” (Salmo 91:11) ni las plagas que recayeron sobre los egipcios, recaerán sobre ti y los tuyos, “No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada.” (Salmo 91:10) «porque este varón de guerra hace diferencia entre los suyos y los que estan en el mundo» “Pero contra todos los hijos de Israel, desde el hombre hasta la bestia, ni un perro moverá su lengua, para que sepáis que Jehová hace diferencia entre los egipcios y los israelitas.” (Éxodo 11:7).

Pero estemos apercibidos como las cinco virgenes sensatas, “Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo. Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas. Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas. Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron. Y a la medianoche se oyó un clamor: !!Aquí viene el esposo; salid a recibirle! Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas. Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan. Mas las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas. Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta. Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: !!Señor, señor, ábrenos! Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco.Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir.” (Mateo 25:1-13) con aceite limpio y fresco siempre en nuestras lámparas, para cuando llegue: «EL NOVIO, EL MARIDO, EL ESPOSO a buscar LA NOVIA, LA DESPOSADA, LA ESPOSA» nos encuentre haciendo su “BUENA OBRA” y no en los afanes de este mundo, “Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día.” (Lucas 21:34). Que estemos como María a los pies del “MAESTRO” recibiendo la mejor parte y no como Marta de afanada (Lucas 10:38-42). Confiando que El acampará a nuestro alrededor, porque aunque no es por obras sino por gracia (Efesios 2:8-9). Pero la fe sin obras esta muerta (Santiago 2:26). Y hay trigo y cizaña, “Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña. Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña? El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo. Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.” (Mateo 13:24-30). Y hay cabritos y ovejas, “y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.” (Mateo 25:32-34) “y pronto todo ojo le verá” (Apocalipsis 1:7). Y sí Cristo esta muy cerca no como algunos lo tienen por tandanza, porque para El mil años son como un día y un día como mil años, “Porque mil años delante de tus ojos Son como el día de ayer, que pasó, Y como una de las vigilias de la noche. Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.” (Salmo 90:4, 2Pedro 3:8).    ¡IGLESIA! preparate por nada estes afanosa, “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.” (Filipenses 4:6).

No quites tu mirada de «JESÚS» y de la cruz, haciendo como los hipócritas, porque ya ellos tienen su recompenza que es el lloro y el crujir de dientes (Mateo 24:51). No haga como ellos y comiences a maltratar y a golpiar a los demas siervos en lo que nuestro Señor llega y seas sorprendido cuando menos lo esperes, “Mas si aquel siervo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir; y comenzare a golpear a los criados y a las criadas, y a comer y beber y embriagarse,vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, y le castigará duramente, y le pondrá con los infieles. Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. Mas el que sin conocerla hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco; porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá. (Lucas 12:45-48). «Y pierdas la corona de la vida»: “Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.” (Santiago 1:12).

Perdona, olvida y ama, pon tu confianza en el consumador de la vida (Hebreos 12:2). En el único que no falla, porque el fallar no esta en su naturaleza, «El único que no engaña, El único  que no odia, El único que no te dejará», “Aunque mi padre y mi madre me dejaran, Con todo, Jehová me recogerá.” (Salmo 27:10). Porque «EL ES FIEL Y VERDADERO» y acampará a tu alrededor por toda la eternidad.

Mi ¡hermano! mi ¡hermana! hombre del mundo, deposita tu confianza en EL único que sabe el principio y el fin, porque El es el principio y el fin, espera en El porque lo que esperan en El se les renuevan las fuerzas como de águila, como de búfalo y El es Fiel y sus promesas estan en el:  «¡SÍ! y en el ¡AMÉN!»    

™©®                                                                                 

 

One thought on “El Ángel De Jehová Acampará A Tu Alrededor

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s