Jehová Ha Remitido Tus Pecados

   “Entonces dijo David a Natán Pequé contra Jehová. Y Natán dijo a David: También Jehová ha remitido tu pecado; no morirás. Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros. Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.” (2Samuel 12:13, Lucas 15:18-21).

 

Mientras El Padre solo espera tu arrepentimiento y|o reconciliación, nosotros los humanos|hijos solo pensamos en nuestra carnalidad como El Padre nos recibiría o nos ha de recibir, si finalmente damos el paso de volver ante su presencia o de entrar en su presencia, siendo EL:  «UN SER MISERICORDIOSO»: “Y pasando Jehová por delante de él, proclamó: !!Jehová! !!Jehová! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordía y verdad; que guarda misericordía a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado; que visita la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos, hasta la tercera y cuarta generación.” (Éxodo 34:6-7).

Al igual que la parábola del hijo pródigo;

(1) Siendo un pródigo: «aquel que se aplica a la persona que gasta el dinero de forma insensata y sin necesidad».

(2) Siendo un insensato: una persona necia, sin sentido.

(3) Siendo una parábola: narración de un suceso inventado de la que se saca una enseñanza moral: «Parábola del hijo pródigo».

Y no solamente en esta parábola, sino en la vida del rey David que aunque fue azotado por el Padre, “Porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo. Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?” (Hebreos 12:6-7).

Pero después de corregido, fue perdonado, porque «LA PALABRA» misma dice que el pecado es igual a muerte: “Porque la paga del pecado es muerte,” (Romanos 6:23exct). Y eso fue lo que el rey David trajo a su vida y a los de su casa: «MUERTE».

Pero El Padre solo quiere que vengas a El y habrá fiesta en los cielos y no que vengas con tu «PENSAR HUMANO» sino como lo que eres. El ya pagó el precio en la cruz, El ya derramó su preciosa sangre por ti y por mi, no vivamos en temor porque, «Dios Es Amor».

“El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.” (1Juan 4:8).

«Y no hay condenación para los que están o estarán en Cristo Jesús».

“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.” (Romanos 8:1).

Nuestra deuda fue eliminada, El Cristo nos dio apertura de la cárcel, esa fianza fue pagada:  “El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;” (Isaías 61:1).

El solo quiere que te arrepientas de tu vana manera de vivir, aquella manera que solo lleva muerte, porque donde no habita o rige El Espíritu de Dios esta el espíritu del principe de este mundo. «Es tiempo de escoger a quien le serviremos si al Dios Todo Poderoso, aquel que nos oferta vida eterna o aquel que es diablo, Satanás que nos oferta una condenación eterna, porque este fue creado para destruir»: “He aquí que yo hice al herrero que sopla las ascuas en el fuego, y que saca la herramienta para su obra; y yo he creado al destruidor para destruir.” (Isaías 54:16).

«Este fue creado para hurtar, matar y destruir»:

“El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir;” (Juan 10:10exct). «Y Jesús vino a dar vida y vida en abundancia»: “yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” (Juan 10:10exct).

 

«Esto es real, Dios es real, Satanás es real, el cielo es real, el infierno es real.»

Hay algunos engañadores como «LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ» que dicen: «que el infierno no es real y estos mismos burladores tienen el espíritu de error y de engaño». El mismo Dios le ha vetado los ojos para que no vean la verdad, para que viendo no vean y oyendo no escuchen:

 “para que viendo, vean y no perciban; y oyendo, oigan y no entiendan; para que no se conviertan, y les sean perdonados los pecados.” (Marcos 4:12).

Porque estos se han dedicado a decir que ellos serán los únicos escogidos, luego que venga El Cristo De La Gloria. Esta secta tiene un espíritu de grandeza cuando mi Padre que esta en los cielos me dice: «que el resiste a los soberbios y exhalta a los humildes».

“Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes. Abominación es a Jehová todo altivo de corazón; Ciertamente no quedará impune. Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, Más al altivo mira de lejos.” (Santiago 4:6, Proverbios 16:5, Salmo 138:6).

Cuando mi Padre que esta en los cielos me dice que la soberbia del hombre sera abatida por el polvo, “La altivez del hombre será abatida, y la soberbia de los hombres será humillada; y solo Jehová será exaltado en aquel día.” (Isaías 2:17).

«¿Cómo estos me dicen que no hay infierno? si el mismo Jesús fue y ha sido el que más habló sobre el infierno, porque el mismo lo creó, porque Jesús es Dios».

“y lo castigará duramente, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes. Al ver él que muchos de los fariseos y de los saduceos venían a su bautismo, les decía: !!Generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera? Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego. Su aventador está en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará. Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. más los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Y no temáis a los que matan el cuerpo, más el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. Por tanto, si tu mano o tu pie te es ocasión de caer, córtalo y échalo de ti; mejor te es entrar en la vida cojo o manco, que teniendo dos manos o dos pies ser echado en el fuego eterno. Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego. !!Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno? Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aún los perros venían y le lamían las llagas. Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordíade mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. Más Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.” (Mateo 24:51, 3:7, 10, 12, 5:22, 7:19, 8:12, 10:28, 18:8-9, 23:33, 25:41, Lucas 16:19-31).

Estos charlatanes han dicho en diferentes fechas que el Cristo venía, siendo la más reciente en 1978 fallando una vez más, cuando «LA PALABRA» me dice: «que el día, ni la hora nadie la sabe, ¿cómo ellos lo sabían? «Siendo la revelación en común no de interpretación personal»: “entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.” (2Pedro 1:20-21).

Desde ese momento se volvieron lo que son, una secta, teniendo en su fundador «Charles Taze Russell» una nube muy extraña de su formación doctrinal, porque en apariencia parecía o parecen tener fundamentos de «Masonería».

Así que hombre del mundo la religiones no salvan han mostrado que son insuficientes, porque solo «JESÚS» es la puerta al «PADRE».

“Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” (Juan 10:9, 14:6).

«Tu Padre te ama, Tu Padre es Dios no llames a nadie Padre en esta tierra»: “Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos.” (Mateo 23:9).

Porque hay un sinnúmero de religiones y de Iglesias que llaman padre o papá a sus Pastores o líderes, se que debe haber amor y respeto hacia las autoridades (Romanos 13). «¿Pero a llamar papá y|o comprometerse con hombres?»

“Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová.” (Jeremías 17:5).

Los hombres han desmotrado que son insuficientes, el único hombre con estatura perfecta fue «EL CRISTO» y el mismo dijo: «solo Dios es bueno y El es Dios, Tu Padre es Dios a El debes exhaltar, solo El es bueno»: “Jesús le dijo: ¿Por qué me llamás bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo uno, Dios.” (Marcos 10:18, Lucas 18:19).

«TU PADRE TE AMA Y TE PERDONA,

EL HOMBRE TE ABORRECE Y CONDENA.»

Porque hay hombres de Dios y hay hombres que parecen ser de Dios y el hombre que es de Dios tiene el corazón de Dios y es aquel que predica, «La Verdad» y no «La Mentira» para sacar provecho de las ovejas.

“Estos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho.” (Judas 1:16).

Es aquel que lleva las ovejas al Padre, no aquel que lleva las ovejas a su vientre y|o conscupicencias, es aquel que profetiza la realidad espiritual, no aquel que habla de cuentos de hadas.

De cierto que estos burladores ya tienen su paga y su condenación que es el lago de fuego y azufre, “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?  Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.” (Mateo 7:21-23).

«Y es triste que todos los que no creyeron a la verdad recibirán la misma condenación»: 

“Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.” (2Tesalonicenses 2:11-12).

«¡IGLESIA DESPIERTA!» que el tiempo se acaba, oye la voz de tu Padre que te ama, que espera por ti, para celebrar tu llegada, no importa si estabas perdido «a eso vino El Cristo a buscar lo que se había perdido», “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.” (Lucas 19:10).

No importa lo que digan de ti en la Iglesia ya sea con tu llegada al reino de Dios o con tu regreso, “Entonces se enojó, y no quería entrar. Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrase. Más él, respondiendo, dijo al padre: He aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos. Pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar para él el becerro gordo. Él entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas. Más era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado.” (Lucas 15:28-32).

«Y aunque algunos terrenales no se agraden de quien se salva o de quien regresó, Tu Padre te ama, aquel Padre que esta en los cielos que dio a su único Hijo»: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.” (Juan 3:16).

Para salvación y hoy el Hijo esta a su diestra intercediendo por ti y por mí sin cesar. !El Te Ama! y quiere que nunca más lo dudes y que te regocijes siempre, porque El se goza en ti:  Jehová está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos. Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza.” (Sofonías 3:17, Nehemías 8:10).

Y no hay condenación para los que estamos en Cristo Jesús.” (Romanos 8:1).

«Hay otros como ya dije que no se van alegrar de tu llegada, pero tu procura dejar esa tierra de mortandad que es el mundo»: “!!Oh almás adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.” (Santiago 4:4).

Y ven a la tierra de abundancia que es «EL REINO DE LOS CIELOS». Esto procede de manera individual y esos al igual que tu y yo ellos van a dar explicaciones, porque aquel que no ama a su hermano el amor del Padre no esta en el: “Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? El que ama a su hermano, permanece en la luz, y en él no hay tropiezo.” (1Juan 4:20, 2:10).

Pero cuando El Padre, los ángeles y Jesús te vean llegar a Casa no te pedirán explicaciones, ni te van a escuchar, porque la orden es: “Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.” (Lucas 15:22-24).

«Porque haz regresado a Tu Casa, porque nuestras moradas son celestiales»:

“En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.” (Juan 14:2).

«Porque somos peregrinos y extranjeros en esta tierra»:

“Más vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia. Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma,” (1Pedro 2:9-11).

«No somos de aquí»:

“Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo.”  (Juan 17:14, 16, 24).

Nuestra vida aquí es momentánea, «aún hay tiempo para entrar por la puerta estrecha que es la que lleva a la vida eterna, porque la ancha nos lleva a la condenación eterna»: “Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.” (Mateo 7:13-14).

Y El Padre no quiere la muerte del que muere, el quiere que se proceda a un arrepentimiento y viviremos eteramente, “¿Quiero yo la muerte del impío? dice Jehová el Señor. ¿No vivirá, si se apartare de sus caminos? Porque no quiero la muerte del que muere, dice Jehová el Señor; convertíos, pues, y viviréis.” (Ezequiel 18:23, 32).

Y nos dirá en aquel día entra buen siervo, “Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.” (Mateo 25:21).

Y solo diremos: «¡SANTO! ¡SANTO! ¡SANTO!» y arrojaremos nuestras coronas al único REY de reyes, SEÑOR de señores: «JESÚS EL JUSTO, EL VERBO, EL LEÓN DE LA TRIBU DE JUDÁ» Y ¡Amén!

A ti mi hermano, mi hermana, hombre del mundo te habla El Padre que esta en los cielos, si estas alejado de El, si haz entrado en un estado de tibieza espiritual, sino le conoces aún. Este es el momento, esta es la hora de cobijarse bajo sus alas y El nos dará el reposo eterno, el descanzo eterno, solo confía en aquel que ya ha vencido al mundo.

Bendigo tu vida en este y todos los días y que la paz que sobrepasa todo entendimiento con la reconciliación y aceptación de Jesús en tu vida y con tu entrada al Reino de los cielos recaiga sobre ti y que Cristo Jesús te de la victoria en este y todos los días de tu vida. ¡Aleluyaǃ Y ¡Amén!

Ps; Si aún no haz aceptado a Jesús como tu único y verdadero Salvador te invito a hacer esta breve Oración: «La Palabra de Dios dice que con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confieza para la salvación».

Repite conmigo esta Oración ya sea para salvación o para hacer un nuevo pacto con El Cristo de La Gloria: Señor Jesús, yo reconozco que eres el hijo de Dios, yo reconozco que soy un pecador, yo te pido que me perdones por mis pecados y por mi vana manera de vivir y que inscriba mi nombre en el Libro De La Vida y te prometo que nunca más|jamás me apartaré de Ti.

Si hiciste esta Oración en este momento hay una fiesta en los cielos por ti mi hermano, mi hermana y solo te puedo decir que eres una nueva criatura y que haz pasado de muerte a vida.  «¡Bienvenido al Reino de los Cielos! ¡Amén y Amén!»

¡Bendigo Tu Vida! ¡En El Nombre De Jesúsǃ y ¡Amén!

™©®

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s