El Espíritu De Jehová El Señor Está Sobre Mí

Isaias 61

   “El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados; a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya. Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones. Y extranjeros apacentarán vuestras ovejas, y los extraños serán vuestros labradores y vuestros viñadores. Y vosotros seréis llamados sacerdotes de Jehová, ministros de nuestro Dios seréis llamados; comeréis las riquezas de las naciones, y con su gloria seréis sublimes. En lugar de vuestra doble confusión y de vuestra deshonra, os alabarán en sus heredades; por lo cual en sus tierras poseerán doble honra, y tendrán perpetuo gozo. Porque yo Jehová soy amante del derecho, aborrecedor del latrocinio para holocausto; por tanto, afirmaré en verdad su obra, y haré con ellos pacto perpetuo. Y la descendencia de ellos será conocida entre las naciones, y sus renuevos en medio de los pueblos; todos los que los vieren, reconocerán que son linaje bendito de Jehová. En gran manera me gozaré en Jehová, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia, como a novio me atavió, y como a novia adornada con sus joyas. Porque como la tierra produce su renuevo, y como el huerto hace brotar su semilla, así Jehová el Señor hará brotar justicia y alabanza delante de todas las naciones. Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces. Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová. Y le hará entender diligente en el temor de Jehová. No juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oigan sus oídos; sino que juzgará con justicia a los pobres, y argüirá con equidad por los mansos de la tierra; y herirá la tierra con la vara de su boca, y con el espíritu de sus labios matará al impío. Y será la justicia cinto de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura. Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;  A pregonar libertad a los cautivos,  Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor. Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio; Y respondiendo Jesús, les dijo: Id, haced saber a Juan lo que habéis visto y oído: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio; Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia. El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí. El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará.” (Isaías 61:1-11, 11:1-5, Lucas 4:16-19, Mateo 11:5, Lucas 7:22, Mateo 10:7-8, 37-39).

En estos tiempos tan difíciles que vivimos sería difícil y hasta contraproducente hablar y|o llevar buenas noticias, pero no para nosotros los hijos de un «¡DIOS VIVO!» porque no solamente son «Buenas sino que son Buenas Nuevas» porque ya lo malo y viejo paso, “He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad.” (Isaías 43:19).

Y el hombre de Dios tiene: «EL ESPÍRITU SANTO», El Espíritu del mismo Dios, por lo cual nuestro Espíritu es diferente, así como lo fue en Caleb y Josué, “Y Josué hijo de Nun y Caleb hijo de Jefone, que eran de los que habían reconocido la tierra, rompieron sus vestidos, y hablaron a toda la congregación de los hijos de Israel, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra en gran manera buena. Si Jehová se agradare de nosotros, él nos llevará a esta tierra, y nos la entregará; tierra que fluye leche y miel. Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová; no los temáis.” (Números 14:6-9).

Mientras el pueblo no creyó el informe de dos, sino que creyó al informe de diez, “Y les contaron, diciendo: Nosotros llegamos a la tierra a la cual nos enviaste, la que ciertamente fluye leche y miel; y este es el fruto de ella. Mas el pueblo que habita aquella tierra es fuerte, y las ciudades muy grandes y fortificadas; y también vimos allí a los hijos de Anac. Mas los varones que subieron con él, dijeron: No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros. Y hablaron mal entre los hijos de Israel, de la tierra que habían reconocido, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra que traga a sus moradores; y todo el pueblo que vimos en medio de ella son hombres de grande estatura. También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.” (Números 13:27-28, 31-33). Cayendo un espíritu de afligimiento sobre todo el pueblo, en solo días, mientras estos dos traían «Las Buenas Nuevas» al pueblo, estos deciden ignorarlos y creen en lo que decían aquellos que no tenían el espíritu de Dios y su «Fe» se desvanecio y eso le costo la muerte a los espias malvados y al resto del pueblo 40 años divagando en el aquel desierto, “Y los varones que Moisés envió a reconocer la tierra, y que al volver habían hecho murmurar contra él a toda la congregación, desacreditando aquel país, aquellos varones que habían hablado mal de la tierra, murieron de plaga delante de Jehová. Entonces Jehová dijo: Yo lo he perdonado conforme a tu dicho. Mas tan ciertamente como vivo yo, y mi gloria llena toda la tierra, todos los que vieron mi gloria y mis señales que he hecho en Egipto y en el desierto, y me han tentado ya diez veces, y no han oído mi voz, no verán la tierra de la cual juré a sus padres; no, ninguno de los que me han irritado la verá.” (Números 14:36-37, 20-23). Y a Dios no le agradó, ni le agrada aún siendo un Dios fiel y sin sombra de variedad (Santiago 1:17) «que dudemos de El y de lo que ya el prometio desde antes de la fundación del mundo y si hermano eres un escogido para llevar las buenas nuevas a aquellos que estan abatidos, sin fe, sin esperanza y sin Dios, aunque tu situación no sea la mejor, ya sea en; «TUS FINANZAS, TU HOGAR, TU FAMILIA, TUS HIJOS» vivimos por «FE y de FE» sin fe es imposible agradar a Dios (Hebreos 11:6). Y recuerda que Dios te llamó, te convocó con un «Propósito Santo» el de llevar su: “Palabra” a aquellos que aún no saben ni pueden leer porque estan a oscuras estan bajo las densas tinieblas y su capitán «Satanás». No te apegues a tus situaciones y|o circunstancias, porque así como a los «Doce Discípulos» el Señor nos: «capacitó, nos equipó con su Espíritu y nos dio potestad de hollar serpientes y escorpiones (Lucas 10:19) y nos envio a reprender toda obra infructuosa de las tinieblas (Efesios 5:11). Nos dio un espíritu de; «AMOR, DE DOMINIO PROPIO, DE PODER» y no de cobardía (2Timoteo 1:7) nos dio un espíritu diferente, “Su Santo Espíritu”, no te dejes confundir por los que vez o vives, porque Dios creó lo que se ve de lo que no se veía (Hebreos 11:3). Dios te llama a llamar las cosas que no son, como si fuesen (Romanos 4:17). «Dios te manda a tener FE»

“Es, pues, la fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.”  (Hebreos 11:1).

Siendo la certeza;    

«EL CONOCIMIENTO SEGURO Y CLARO DE ALGUNA COSA,  SIN TEMOR  DE ERRAR». 

Por eso en El estamos seguro” (Salmo 91)

Nadie dijo que sería fácil y mas en estos tiempos que son los tiempos postreros, tiempos últimos, tiempos del cumplimiento, por eso nos convidó y nos escogió, porque el convidado puede seguir siendo convidado y no muestra compromiso alguno, pero el escogido, es escogido por el mismo Dios, para una misión desempeñar; predicar a tiempo y a fuera de tiempo (2Timoteo 4:2). Para que sean añadidos los que han de ser salvos. (Hechos 2:47).

Por eso te digo, nadie dijo que sería fácil, pero se que «EL» ya venció a este mundo (Juan 16:33). Y El estará con nosotros hasta el fin del mismo (Mateo 28:20). Y nuestra misión es: «llevar su “PALABRA” es llevar LAS BUENAS NUEVAS».

Así que no te fijes tanto en en lo que esta delante de tus ojos (1 Samuel 16:7) porque antes que pidamos, El que es conocedor no de algunas, sino de todas las cosas, El mismo Dios suplirá tus necesidades, tu misión es buscar el «REINO DE LOS CIELOS y SU JUSTICIA» y las demas cosas serán añadidas (Mateo 6:33). porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo.” (Romanos 14:17). Y El mismo Dios en su tiempo suplirá tus necesidades y hará realidad todos tus sueños, anhelos y deseos mas profundos que solo «El y tu conocen», porque El honra a los que le honrán, mas a los altivos y los que se resisten son mirados de lejos, “Por tanto, Jehová el Dios de Israel dice: Yo había dicho que tu casa y la casa de tu padre andarían delante de mí perpetuamente; mas ahora ha dicho Jehová: Nunca yo tal haga, porque yo honraré a los que me honran, y los que me desprecian serán tenidos en poco. Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, Mas al altivo mira de lejos. Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.” (1Samuel 2:30, Salmo 138:6, Santiago 4:6).

Se que muchos hermanos y me incluyo yo mismo estamos pasando por momentos muy difíciles, pero seremos y somos probados como el oro (1Pedro 1:7) y se porque lose, que los que hemos comenzado tan abajo este año «EL PODEROSO DIOS» llegará en el momento preciso, porque el Señor es experto apareciendo en medio de las tormentas: “Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: !!Tened ánimo; yo soy, no temáis! «y así como saco a Pedro de las aguas, así nos sacará a nosotros, Pedro se hundió porque quitó la mirada del CRISTO DE LA GLORIA» “Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: !!Señor, sálvame! Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: !!Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?” (Mateo 14:30-31).

«Y eso nos pasa a todos, no es con fuerza humana, es con su SANTO ESPÍRITU»  (Zacarías 4:6)

Porque somos; «débiles, flacos y  pecadores», pero El es; “FUERTE”, PODEROSO y SANTO”. Pero no importa mi hermano, mi hermana por lo que este pasando, lloremos juntos, “Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran.” (Romanos 12:15). Pero tenemos una misión que llevar acabo, porque solo somos extranjeros y peregrinos en esta tierra (1Pedro 2:11). Y nuestra recompeza no viene de hombres, ni de la tierra, porque la obra en Dios no es en vano (1Corintios 15:58). Y Dios no es injusto para olvidar lo que hacemos por su Reino (Hebreos 6:10). Y aunque es una obligación adquirida porque el dio a su único hijo (Juan 3:16) por nosotros, el cual pagó y llevó todas nuestras transgresiones, pecados, enfermedades, carencias y cárceles (Isaías 53:4, Colosenses 2:14). Así como el recibio de gracia, así dio de gracia, porque el pagó a precio de sangre tu libertad y la mia, seamos pues imitadores del “«CRISTO» el justo que fue dado por los injustos (1Pedro 3:18).

No te distraigas mi hermano en las cosas de este mundo (Lucas 21:34). Despojemonos de todo peso (Hebreos 12:1). Ya les dije que solo somos peregrinos y extranjeros en esta tierra, pero tenemos una misión que llevar acabo dar de gracia lo que de gracia hemos recibido (Mateo 10:8). Dejate usar varón y mujer de Dios, el mismo Dios fue quien te capacitó y te envía a  libertar los cautivos del alma y de las cárceles (Isaías 61:1). Así como otro mensajero, otro enviado te libertó a ti, este es el tiempo de predicar «La Palabra» a tiempo y a fuera de tiempo, de enseñarle al mundo quienes somos, somos “LA FAMILIA DE DIOS” un “DIOS GALADORNADOR” el cual nos dará recompensas eternas y en aquel día nos dirá; «PASA ADELANTE BUEN SIERVO FIEL» siempre que tu mayordomia haya pasado el grado.

«SOMOS PROBADOS PARA SER APROBADOS»

Recuerda que eres una nueva criatura y que las cosas viejas ya pasaron, ahora eres un «EMBAJADOR» del Reino de Dios, aquí en la tierra, no importa que tu familia o amigos te rechazen, predica y siembra y Dios es quien los juzgará por rechazarte y no a ti, sino a El y a «Su Palabra»  o esa semilla germinará y dará frutos en su tiempo, Cristo es quien: «SANA,  SALVA y LIBERTA». Porque en aquel día nadie podrá alegar ignorancia, porque hay muchos que esperan por esa Palabra tu Palabra esa Palabra de Dios, esa Palabra que tu Dios, mi Dios depositó en nosotros, llevemos la Palabra a los mas necesitados, porque esta es mas que necesidades materiales, físicas son necesidades espirituales y en ti y en mi esta: «El Espíritu de Dios» El y las palabras son espíritus y estas son y dan vida, porque el Espíritu vivifica; “predica a tiempo y a fuera de tiempo, exhorta, sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibiste, dad de gracia.  

¡Mi hermanoǃ, ¡mi hermanaǃ, Pastor, Evangelista, Ministro, Iglesia, todo hombre de Dios, espero que estas «Palabras» vivifiquen aquello que esta y|o estaba muerto en nosotros, que no saquen de toda dejadez, de todo letargo, de toda congoja, de todo coma espiritual, porque, “El Espíritu de Dios te ha ungido, esta sobre ti, para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados. Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.” (Hechos 26:18, 4:12).

Te Bendigo con toda Bendición de lo Alto y esperando que ¡nunca! ¡nunca! ¡nunca! te dejes de cobijar bajo la Sombra Del Altísimo.

En El Nombre De Jesús Siempre y ¡Amén!

™©®

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s