Escucha Atentamente La Voz De Jehová Tu Dios

Conversando Con Cristo!

   “Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra.” (Deuteronomio 28:1).

 

En estos tiempos tan peligrosos, difíciles y malos, “aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.” (Efesios 5:16).

Donde cada vez se ve llegar el declive, la caída, la desmantelación, “Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar” (Jeremías 1:10).

De una sociedad, de un sistema peverso y maligno, solo fomentado en los principios del hombre, del hombre, malo, inicuo y perverso, dejando a Dios a un lado, creyendo que no le necesitan, donde el mismo Dios esta y estará permitiendo cosas que humanamente no podríamos alegrarnos, «mas espiritualmente hablando sí», porque no somos de la carne, somos del Espíritu de Dios, “lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie. Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.” (1Corintios 2:13-16).

Y no podemos agradar a Dios en la carne, “y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. Mas vosotros no vivis según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de el. y nosotros lo del el Espíritu no agradamos a hombres sino a Dios sino que fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio, así hablamos; no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestros corazones. no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios; Pues, busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradará a los hombres, no sería siervo de Cristo.” (Romanos 8:8-9, 1Tesalonicenses 2:4, Efesios 6:6, Gálatas 1:10).

«Y nos agradamos de estas cosas, porque eso significa la llegada del Rey, nuestro Rey»:

“Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria.” (Lucas 21:25-27).

Por eso el mismo Dios trae calamidades a la tierra, al mundo, a la sociedad, al hombre mismo, para que aprendan a depender de El, a escuchar su voz, a volver a las viejas sendas, a dejar sus malos caminos, “si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oire desde los cielos, y perdonare sus pecados, y sanare su tierra.” (2Crónicas 7:14).

Por eso y a la tanta opresión de este mundo a su pueblo Dios dice: “Jehová respondio a Moisés: Ahora verás lo que yo haré a Faraón ; porque con mano fuerte los dejará ir, y con mano fuerte los echará de su tierra. (Éxodo 6:1).

Dios desarma todos los sistemas políticos, sociales y económicos, aquellos donde se ha apoyado el hombre, “Si fueren destruidos los fundamentos,” (Salmo 11:3exct).

«Para que haya un solo pensar, vivir y gobierno el de Cristo». Por eso mientras puedas busca a Jehová, mientras pueda ser hallado, “Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que esta cercano. y deje el hombre inicuo, impío su camino y vuelvase al Señor Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuelvase a Jehová, el cual tendrá de el misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son mas altos los cielos que la tierra, así son mis caminos mas altos que vuestros caminos, y mis pensamientos mas que vuestros pensamientos.” (Isaías 55:7-9).

El buscarle equivale a escuchar atentamente su voz, el tener una buena conciencia «La de Dios» o una mala conciencia »la del enemigo«.

Dios destruirá el fundamento donde el hombre se ha apoyado y por eso El exhorta que se le busque, que se oiga su voz, su palabra atentamente, porque: «vendrán días que esta escaseará»: “He aquí vienen días, dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oir la palabra de Jehová. E irán errantes de mar a mar; desde el norte hacia el oriente discurrirán buscando palabra de Jehová, y no la hallarán.” (Amós 8:11-12).

Por eso amados tenemos que afinar los oídos, el día del Señor se aproxima, “Cercano esta el día grande de Jehová, cercano y muy próximo; es amarga la voz del día de Jehová; gritara allí el valiente.” (Sofonías 1:14).

Y El examina todo desde los cielos, “Jehová esta en su santo templo; Jehová tiene en el cielo su trono; Sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres.” (Salmo 11:4).

“Ay del día! porque cercano esta el día de Jehová, y vendrá como destrucción por el Todopoderoso.” (Joel 1:15).

«El Señor esta enviando las señales hay algunos que siguen ignorando tan cierta y cercana realidad»: “Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una esta con dolores de parto hasta ahora; y no solo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del    Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo. Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas. Si fueren destruidos los fundamentos, ¿Qué ha de hacer el justo?” (Romanos 8:22-23, Lucas 21:25-26, Salmo 11:3).

“El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. Pero el día del Señor vendrá como  ladrón  en la noche; en el cual los cielos pasaran con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.” (2Pedro 3:9-10).

«Hay algunos que siguen creyendo que podrán seguir sosteniendo lo insostenible y Dios desde los cielos los observa»: “¿Por qué se amotinan las gentes, Y los pueblos piensan cosas vanas? Se levantarán los reyes de la tierra, Y principes consultarán unidos Contra Jehová y contra su ungido, diciendo: Rompamos sus ligaduras, Y echemos de nosotros sus cuerdas. El que mora en los cielos se reirá; El Señor se burlará de ellos.” (Salmo 2:1-4).

Estos son momentos de volvernos al Señor, porque nadie podrá alegar ignorancia de que por lo menos una vez escucho la voz de Dios, porque el evangelio será y es predicado en toda tribu, en toda lengua y en toda nación, “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.” (Mateo 24:14).

Y el conocimiento del Señor llenará toda la tierra, “Porque la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar.” (Habacuc 2:14).

Aunque el no quiere que nadie muera, El Señor quiere que todos procedan al arrepentimiento. “Quiero yo la muerte del impío? dice Jehová el Señor. No vivirá, si se apartase de sus caminos? Porque no quiero la muerte del que muere, dice Jehová el Señor; convertíos, pues, y viviréis.” (Ezequiel 18:23, 32). “el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.” (1Timoteo 2:4). “Puesto que todas estas cosas han de ser desechas, como no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir,” (2Pedro 3:11).

«Por eso hay que oir atentamente la voz de Jehová nuestro Dios, porque alejados de El nada podemos ni podremos hacer, El nos invita a los que estamos en sus caminos a permanecer»:  “No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón; porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengais la promesa. Porque aún un poquito, Y el que ha de venir vendrá, y no tardará. Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma. Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma. Por lo cual, levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas;” (Hebreos 10:35-39, 12:12).

Y los que no han llegado a las Sendas del Señor llegar, porque El viene en breve y su galardón con El, “He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.” (Apocalipsis 22:12).

Porque todo esto pasará, pero su Palabra no pasará, “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.” (Mateo 24:35).

Lo que nos indica que hay un día y una hora, que solo El Padre sabe: “Pero aquel día y de la hora nadie sabe, ni aún los angeles que estan en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre.” (Marcos 13:32).

Pero el hombre malo, inicuo, perverso aquel que ha sido creado para perdición, porque su corazón nunca va a cambiar y aún algunos que habían estados ocultos en su momento habrán de manifestar su enemistad con Dios, ¿cómo? prefiriendo el mundo y sus cosas: “Oh almas adulteras ! No sabeis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.”  (Santiago 4:4).

Aquel hombre que dice ser de Dios, pero no hace las cosas de Dios, entonces no es de Mi Padre, sino de su padre el diablo: “Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre quereis hacer.” (Juan 8:44exct).

Ese hombre que no quiere, ni ha querido escuchar la voz y la palabra de Dios, entonces no es de Dios, “El que es de Dios, las palabras de Dios oye; por esto no las ois vosotros, porque no sois de Dios.” (Juan 8:47). “Y el dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.” (Lucas 11:28).

Aquel hombre que no ha querido proceder al arrepentimiento ya Dios tiene para estos el cáliz de fuego y azufre, así  como un lago de fuego y azufre, “Sobre los malos hara llover calamidades; Fuego y azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos. Tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.” (Salmo 11:6, Apocalipsis 21:8exct).

«El día grande y manifiesto del Señor se acerca»: “He aquí viene, y se cumplirá, dice Jehová el Señor; este es el día del cual he hablado.” (Ezequiel 39:8).

«No ignoremos mas esto y prediquemos la Palabra del Señor a tiempo y fuera de tiempo».

“que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.” (2Timoteo 4:2). «Y arrebatemos a algunos del fuego y de otros hasta su ropa desechemos»: “A algunos que dudan, convencedlos. A otros salvad, arrebantandolos del fuego; y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aún la ropa contaminada por su carne.” (Judas 1:22-23).

«Y HUBIERON OTROS QUE MILITARON CON NOSOTROS Y HOY EN DÍA YA NO

ESTAN CON NOSOTROS, LO QUE SIGNIFICA QUE NUNCA FUERON DE NOSOTROS»

“Ciertamente, si habiendose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredandose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el caminos de la justicia, que después de haberlo conocido, volverese atrás del santo mandamiento que les fue dado. Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros.” (2Pedro 2:20-21, 1Juan 2:19).

«Estos se fueron al mundo y han permanecido en las cosas del mismo, han permanecido allí  porque estos son y siempre fueron de la carne y ya para ellos Dios tiene recompensa que son las cárceles eternas», “fieras ondas del mar, que espuman su propia verguenza; estrellas errantes, para las cuales esta reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas.” (Judas 1:13).

Amados escuchemos la voz y la palabra de Dios, mientras sea revelada, porque esos días de escaces se aproximan y solo así  podremos y podrán otros resistir aquel desolador momento.

“Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasara, ha dicho Jehová de los ejercitos, y no les dejará ni raíz ni rama.” (Malaquías 4:1).

Mientras algunos hemos sido obedientes, otros fueron desobedientes, sobre esos las plagas de Egipto recaerán y ni así  procederán al arrepentimiento, “Y los hombres se quemaran con el gran calor, y blasfemaron el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria. y blasfemaron contra el Dios del cielo por sus dolores y por sus ulceras, y no se arrepintieron de sus obras. Y cayo del cielo sobre los hombres un enorme granizo como del peso de un tallento; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande.” (Apocalipsis 16:9, 11, 21).

Es aquí y ahora que hay que volverse a los caminos del Señor, porque en aquel día como en los días de Noé, «cerrada la puerta no habrá mas oportunidad».

“Mas como en los dias de Noé, así  será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casandose y dando en casamiento hasta el día en que Noé entro en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevo a todos, así  será también la venida del Hijo del Hombre.” (Mateo 24:37-39).

“Despues que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empeceis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, abrenos, el repondiendo os dirá: No se de donde sois.” (Lucas 13:25) «y Cristo es la puerta y estrecha por demás»: “Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.” (Mateo 7:13-14).

¡Hombre del mundo! yo también vengo de allí, de esa desobediencia, de ese erroneo vivir, de ignorar la voz de Dios, pero recuerda que el enemigo es un imitador, un engañador, un mentiroso y eso es lo que te esta ofertando, las obras infructuosas de las tinieblas, rechazalas, escuchando atentamente la voz de Jehová tu Dios y ven a los caminos del Señor, que no retarda su llegada, aún hay tiempo, aunque este se agota, “Porque mil años delante de tus ojos Son como el día de ayer, que paso, Y como una de las vigilias de la noche. Mas, oh amados, no ignoreis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.”  (Salmo 90:4, 2Pedro 3:8).

«El día del Señor vendrá de repente sin advertencia»: “Pero el día del Señor vendrá como  ladrón  en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Porque vosotros sabeis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón  en la noche;”  (2Pedro 3:10, 1Tesalonicenses 5:2).

“Acontecerá en aquel día, dice Jehová el Señor, que haré que se ponga el sol a mediodía, y cubrire de tinieblas la tierra en el día claro. El sol se convertirá en tinieblas, Y la luna en sangre, Antes que venga el día del Señor, Grande y manifiesto; Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ellas escristas; porque el tiempo esta cerca.”   (Amós 8:9, Hechos 2:20-21, Apocalipsis 1:3).

Bienaventurados somos lo que se nos reveló esto, solo así escuchando atentamente la voz de Jehová nuestro Dios seremos salvos.

Mi amados, este es el momento de afinar los oídos más que nunca, porque de ello dependerá nuestro subsistir hasta la llegada de nuestro Rey.

Hombre del mundo oye la voz de Dios que es la palabra misma no la ignores más y procede al arrepentiniento y obten tu pase a la vida eterna, porque sí hay vida eterna.

¡Les Bendigo En El Amor Eterno que es Cristo Jesúsǃ

Y que aquellos que ya estamos debajo de la Sombra del Altísimo permanezcamos allí y que ¡nunca! nos apartemos de ella.

Y a ti hombre del mundo esperando que comiences a cobijarte bajo Su Sombra.

¡En EL Nombre De Jesús Siempreǃ y ¡Amén!

 

™©®

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s