La Gracia De Dios

                                                                                                                                                                                                                                                                                                    “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues don de Dios; aún estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),” (Efesios 2:8, 5).

Siendo:

(1) La “gracia” el don gratuito que eleva sobrenaturalmente la criatura racional en orden a la bienaventuranza eterna, es un favor o regalo no merecido.

(2) El “don” la dadiva, presente o regalo, cualquiera de los bienes naturales o sobrenaturales que tiene el cristiano, respecto a Dios de quien lo recibe.

(3) Lo “gratuito” algo de balde o de gracia.

(4) Lo “sobrenatural” aquello que excede los términos de la naturaleza. Es lo natural acelerado.

(5) La “bienaventuranza” la vista y posesion de Dios en el cielo. Prosperidad o felicidad humana.

Las ochos bienaventuranzas que manifestó Cristo a sus discípulos para que aspiraren a ellas:

(1) Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

(2) Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.

(3) Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

(4) Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.

(5) Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

(6) Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

(7) Bienaventurados los que padecen persecusion por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

(8) Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digán todo clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros. (Mateo 5:3-12).

Siendo:

(1) Un “regalo” aquella dadiva que se hace voluntariamente o por costumbre.

(2) Lo “eterno” aquello que no tiene principio ni fin. «Como el mismo Padre que es Eterno».

(3) El “favor” aquella ayuda, socorro que se concede a uno. «Honra, Beneficio, Gracia».

Por ella prevaleció Noé y sus familiares, cuando este vivió por fe y fue pregonero por 120 años de que se aproximaba el diluvio, en un tiempo donde la «Gracia» de Dios no estaba en, ni con nadie solo este hombre la tenía y su gracia recayó sobre sus demas familiares, “Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová. Mas estableceré mi pacto contigo, y entrarás en el arca tú, tus hijos, tu mujer, y las mujeres de tus hijos contigo. Así fue destruido todo ser que vivia sobre la faz de la tierra, desde el hombre hasta la bestia, los reptiles, y las aves del cielo; y fueron raidos de la tierra, y quedo solamente Noé, y los que con el estaban en el arca. «(por gracia sois salvos)»” (Génesis 6:8, 18, 7:23, Efesios 2:5exct).

«Eso indica que la gracia de un hombre prevaleció la vida de 8 personas mas».

¿Qué tal prevalecería «La Gracia» de uno que se hizo carne y habitó entre nosotros, que siendo justo se hizo injusto?, «el justo por los injustos», entonces si El nos libertó de tantos decretos que habían en nuestra contra y no solo los declinó, sino que nos libertó y despojó y exhibió públicamente triunfando sobre ellos, entonces no en vano fue su muerte, porque que sería la gracia de un solo hombre sobre muchos hombres, nos llevaría directamente al trono de la gracia, “Acerquemonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.” (Hebreos 4:16). El es el trono de la gracia, que desde el vientre de su madre María, por el fue llena de gracia, “Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios.” (Lucas 1:30). Vírgenes de seguro habían muchas y dignas por igual, pero solo esta tenía de la «Gracia de Dios» y cuando este llega al mundo fue creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia para con Dios y los hombres (Lucas 2:52).

«ASÍ ES EN NOSOTROS HERMANOS, DIOS HA PUESTO AL CRISTO ENTRE  NOSOTROS, MANIFESTANDOSE POR MEDIO DE EL, LA GRACIA DE DIOS».

“Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres,” (Tito 2:11).

Por eso acerquemonos al «TRONO DE LA GRACIA» (Hebreos 4:16).

Y a la vez seamos buenos administradores de la misma, “si es que habéis oido de la administración de la gracia de Dios que me fue dada para con vosotros;” (Efesios 3:2).

Y no haciendo como hacen algunos desligandose del Cristo, “De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificais; de la gracia habéis caido.” (Gálatas 5:4). Sino permaneciendo bajo la gracia de Dios, “Porque el pecado no se enseñoreara de vosotros; pues no estais bajo la ley, sino bajo la gracia.” (Romanos 6:14).

Porque por ella somos lo que somos, “Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado mas que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo.” (1Corintios 15:10). Pues la gracia y la verdad vinieron por Jesucristo, “Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.” (Juan 1:17). Por eso no en vano murió, “No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demas murio Cristo.” (Gálatas 2:21).

Por eso esfuerzate, atravez de ella, Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.” (2Timoteo 2:1).

Hasta que caiga gracia sobre gracia, porque de plenitud la recibimos, “Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia.” (Juan 1:16). Porque ya no es por obras sino por gracia, “Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra.” (Romanos 11:6).

Por ella somos salvos, “aún estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),” (Efesios 2:5). Aún donde abunde el pecado sobreabundará la gracia, “Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; mas cuando el pecado abundo, sobreabundo la gracia; para que así como el pecado reino para muerte, así tambien la gracia reine por la justicia para vida eterna mediante Jesucristo, Señor nuestro.” (Romanos 5:20-21).

Todo esto para la Gloria de Dios, “Porque todas estas cosas padecemos por amor a vosotros, para que abundando la gracia sobreabunde para gloria de Dios.” (2Corintios 4:15).

Gracias doy a Dios, “Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jesús;” (1Corintios 1:4).

“La gracia sea con todos vosotros. Amén. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén.” (Hebreos 13:25, Apocalipsis 22:21).

Mi amado, mi amada, por gracia somos salvos, pero si ella esta en nosotros tenemos que darle un buen uso, ser buenos mayordomos de la misma, porque «La Gracia» de Dios en nuestras vidas tiene sus períodos. Por eso es que tenemos que connotar cuando los cielos estan abiertos para cada uno de nosotros, escuchar la voz de Dios y ver su mover y trato para con nosotros.

Ella nos salvó, pero ella también nos quiere dar del favor de Dios, de sus beneficios, estemos atentos al mover del Padre dejemos a un lado nuestras circunstancias y situaciones que de ellas se encarga El Padre, pues El no nos dará una mayor carga de la que podamos llevar.

Mantengamos nuestra mirada al consumador de la vida que es El Cristo, que es experto apareciendo en medio de las tormentas.

A ti hermano que te haz alejado de Dios y sus designios, permite que «La Gracia» este sobre ti una vez mas, porque en Dios hay plenitud de gozo.

A ti hombre del mundo que no conoces de «La Gracia de Dios» y sus beneficios y que haz vivido engañado creyendo que tus logros vienen de Dios y solo vienen de algo: «tu propio esfuerzo». Permite que «La Gracia» te salve del pecado y ella te arrope y te de vida eterna.

Les bendigo mis hermanos, hombre del mundo, este es el tiempo de recibir con brazos abiertos de «La Gracia de Dios», porque este es un tiempo de Gloria en El Señor, cuando el mundo muestra lo contrario, entonces Dios esta y estará obrando a favor de los suyos.

Así dice El Señor: «¡Ya basta Faraón, mi pueblo será libre de toda opresiónǃ».

Aún los que no han sido añadidos para salvación, pero que el mismo Dios ya los predestine.

«Hablemos de su Palabra a tiempo y fuera de tiempo».

¡En El Nombre de Jesús Siempreǃ y ¡Amén!

Les Bendigo con toda Bendición de Lo Alto y esperando que ¡nunca! ¡nunca! ¡nunca! se aparten de La Sombra Del Altísimo.

¡A Su Nombre Sea La Gloriaǃ ¡Gloria A Dios!

™©®

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s