En Busca De La Felicidad

El libro de Eclesiastés (La Biblia) nos da experiencias del Rey Salomón cuando intentaba buscar felicidad “debajo del sol”. La frase “debajo del sol” sencillamente explica que Salomón estaba tratando de encontrar felicidad aquí en la tierra, debajo del sol, apartado de Dios. Vamos a examinar algunas de las cosas que Salomón intentó, y que encontró inadecuados, en su búsqueda de la felicidad.

I. Salomón Intentó Lujos:

Salomón primero pensó que las cosas materiales de la vida podrían llenar el vació en su alma. Por lo tanto se dedicó a comprar posesiones, con la esperanza de llenar el anhelo de su corazón. Él llenó sus cofres y construyó sus propios graneros vultuosos. Su riqueza era inmensa; su palacio era magnifico; su casa era inmensa. Si él quería construir algo, él lo construía. Si él quería hacer cualquier cosa, él lo hacía. (Eclesiastés 2:4-11).

Si algún hombre podía haber encontrado placeres permanentes en las cosas materiales, el Rey Salomón hubiera sido ese hombre. ¿Acaso todo este materialismo y riqueza hizo feliz a Salomón? ¿Lleno el dolor y vació de su corazón? Escucha su propias palabras en Eclesiastés 2:11: “Mire yo luego todas las obras que habían hecho mis manos,…. y he aquí, todo era vanidad y angustia de espíritu.”

»LA FELICIDAD NO SE PUEDE ENCONTRAR CON LUJOS NI EN COSAS MATERIALES«

II. Salomón Intentó Dedicarse Al Aprendizaje:

Cuando el Rey Salomón descubrió que la prosperidad material no le daba paz, él se tornó a otra carrera. Él se dedicó a adquirir conocimiento, con la esperanza de sofocar la monotonía que le persiguió en su temprana edad. (Eclesiastés 1:17-18).

Salomón logró ser un estudiante prolífico. Un estudio cuidadoso del libro Proverbios revela la compresión que alcanzó la mente de este hombre. Él sabía del ambiente de las bestias del campo; él entendió la naturaleza del vuelo de las aves en el aire; Él conoció las costumbres de los peces del mar. Salomón trabajó hasta altas horas de la noche. Él se llenó de todo conocimiento, pero ni aun esto le trajo paz ni felicidad. Una educación académica formal requiere y proporciona preparación para muchos trabajos en la vida, pero el entrenamiento de la mente no te asegura paz en el corazón.

»ASÍ QUE, EN LA BÚSQUEDAD DE LA FELICIDAD, ENCONTRAMOS QUE EL CONOCIMIENTO NO ES LA RESPUESTA«

III. Salomón Probó Las Bebidas Embriagantes:

Después de descubrir que ni el lujo ni los estudios podrían satisfacer la necesidad más profunda de su alma, Salomón se tornó a las bebidas embriagantes. Él pensó que quizás en el vino, él podría encontrar las respuestas a los problemas de la vida. (Eclesiastés 2:3). Siendo un hombre de riqueza, Salomón ordenó las mejores bebidas que en aquel tiempo se podrían producir, pero pronto descubrió (como muchos otros desde ese entonces) que: “El vino es escarnecedor, la cerveza alborotadora; y cualquiera que por ello errare, no será sabio.” (Proverbios 20:1).

Las bebidas embriagantes nunca traerán satisfacción permanente. Uno que está bajo la influencia del alcohol (por un tiempo corto) es transportado fuera de la realidad verdadera a la tierra de la imaginación y allí por un tiempo corto te ríes de tus problemas, pero cuando el efecto se va, regresas nuevamente a donde estabas. Las bebidas embriagantes no son una buena manera de intentar de resolver los problemas de la vida.

IV. Salomón Intentó Lujuria:

Salomón no encontró solución con la monotonía de los lujos, las bebidas embriagantes, ni en el conocimiento, así que se tornó a la lujuria. Se casó con 700 mujeres y tuvo 300 concubinas. (1Reyes 11:1-3).

Si alguno tiene envidia de Salomón y sus 700 esposas, ten en mente que esto significó 700 cumpleaños para recordar, y ciertamente muchos problemas con los suegros. Por esta razón Salomón concluyó en Eclesiastés 7:26: “Y yo he hallado más amarga que la muerte la mujer, la cual es redes, y lazos su corazón; sus manos como ligaduras.”

Así que con esto vemos que la lujuria hacia muchas mujeres extrañas no satisficieron el vació en el corazón de Salomón. Algunas personas parecen pensar que encontrar a otra pareja y formar un nuevo matrimonio traerá felicidad en la vida, pero en casi todos los casos el nuevo matrimonio es menos que ideal. Otros buscan experiencias sexuales con una variedad de personas, pero la culpa, y el peligro de contraer “SIDA”, y la decepción que damos a Dios por este tipo de conducta nunca nos llevará a la felicidad.

V. Salomón Se Vuelve A Dios:

El mensaje de la Biblia es que sin Dios la vida está llena de preocupaciones y desilusiones. El Rey Salomón fue obsequiado con uno de los mejores intelectos; fue una persona muy versada en los asuntos de la vida humana; y fue alimentado con lo mejor que este mundo pudo producir. Aun así, él no alcanzó la paz que cada corazón humano desea. No hay nada debajo el sol que pueda satisfacer permanentemente esa sed que tiene el corazón. Salomón aprendió que la vida con todas sus experiencias está vacía como tratando de agarrar con las manos el viento, si vives la vida sin Dios. Pero Salomón no dejó que el asunto permaneciera con la búsqueda de la felicidad en los lujos, el conocimiento y en otras cosas mundanas. Él se tornó a Dios. Él dice: “Con todo yo también sé que los que a Dios temen tendrán bien” (Eclesiastés 8:12).

Es en vano buscar felicidad debajo del sol. En su lugar, debemos temer a Dios, y acordarnos de nuestro Creador y servirle, porque Él traerá todas nuestras obras al juicio final.

Sabemos que en la Biblia se nos dice que: »Dios ama a cada uno de nosotros, y que Él envió a Jesús a morir en nuestro lugar para que seamos librados de la paga del pecado y así obtener vida eterna«. (Juan 3:16).

»Jesús está dispuesto a entrar en nuestras vidas sí le abres la puerta de tu corazón«.  (Apocalipsis 3:20).

¿Por qué no le entregas tu corazón a Jesucristo hoy? Él dice: «que todos los que vienen a Él, no les hecha fuera». (Juan 6:37).

Harold S Martin

™©®

2 thoughts on “En Busca De La Felicidad

  1. Los días ya nos parecen más largos.
    El sol nos deja jugar un poquito más por la tarde.
    Escuchamos cantar a los pájaros desde muy temprano en la mañana.
    ¡qué lindo es poder escuchar el canto del Ruiseñor…¡

    Las flores, ¡sí! Las flores están mostrando sus más bellos colores…
    ¿Qué está sucediendo entonces? Amigos, la primavera está haciendo su entrada.
    ¡Qué hermosa es la primavera!, ¿verdad?

    La primavera como el resto de las estaciones tiene un único Creador y ese es Dios.
    Dios no solo ha creado esta bella estación del año para que la disfrutemos sino todo
    lo que vemos en la naturaleza.
    La Biblia nos dice que: Dios creó todo lo que hay en
    el cielo y en la tierra, lo que puede verse y lo que no se puede ver. Los hermosos
    pájaros y las palomas, pero también las flores y todos los árboles frutales, los peces en el mar, Dios los creo…
    Pero alguna vez te pusiste a pensar qué Dios también fue quien te creo a ti mismo. Tus ojos, tu cabello, todo tu cuerpo, tu corazón y sus latidos, todo fue creado por Dios y lo hizo de una manera especial.

    Pero aunque Dios te creo especial, a veces ni te acurdas de eso o simplemente ignora que nadie te lo había dicho. Como tal vez nadie te dijo que a Dios no le agrada que hagamos cosas malas, como mentir, desobedecer o tener pensamientos malos y que todas esas actitudes nos separan de Dios.

    Pero no te desanime, y menos en días primaverales. Dios tiene para ti una hermosa noticia y es que Jesús, Su Hijo quiere ser la persona que te lleve a disfrutar de la amistad con Dios, y no solo en esta primavera sino en toda tu vida; Por Toda la eternidad.

    La Biblia nos muestra estas palabras de Jesús: -Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mi. San juan 14;06.

    Lo que tenéis que hacer es creer y aceptar en tu corazón a estas palabras de Jesús.
    Si lo crees, ahora mismo debes decírselo: “Querido Dios acepto a Jesús en mi corazón porque creo que es el único camino que me lleva a Dios. Amén”. ¡Qué así sea!

    Ahora que hiciste esta oración eres un hijo de Dios, el libro de Dios, la Biblia dice:
    “ Mas a todos los que le recibieron a los que creen en su nombre, les dio el potestad de ser llamados hijos de Dios”. San Juan 1;12
    Vamos corre a contárselo a tu prójimo, a tus amigos el cambio que Jesús ha hecho en ti… en mi también!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s