La Locura De Dios

   “Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios. Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, Y desecharé el entendimiento de los entendidos. ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo? Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios. Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres. Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia. Mas por el estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; para que, como está escrito: El que se gloria, gloríese en el Señor. lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que ensena el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque  para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.” (1Corintios 1:18-31, 1Corintios 2:13-14).

 

Siendo:

I. La locura, humanamente hablando: la privación del juicio o del uso de la razón.

II. El juicio: la facultad del alma, por la que el hombre puede distinguir el bien del mal y lo verdadero de lo falso, es el estado de la razón opuesto a la locura.

III. La razón: la facultad de discurrir, el acto de discurrir el entendimiento.

IV. Un loco: alguien que ha perdido la razón. “Para nosotros por El Cristo”

Humanamente todas estas definiciones, términos, y criterios son muy válidos, pero en aquellos que entro la locura de Dios los rechazamos, porque el hombre carnal en sus limitaciones e incredulidad, le ha puesto o ha llamado a esta condición una enfermedad de la mente, pero el Maestro reprendía todos estos demonios, dándole la libertad, rompiendo sus cadenas y ataduras a los afectados, ya fuese por, dolencias, afligimientos por diversas enfermedades y tormentos, endemoniados, lunáticos y paralíticos y los sanaba:  “Y se difundió su fama por toda Siria; y le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó.” (Mateo 4:24).

Siendo;

I. Un lunático alguien que padece locura, no continua sino por intervalos.

II. El sanar la restitución de la salud que se había perdido.

Algunos dirán; ¡ahǃ pero ese fue Cristo y le digo si usted declaró al hijo delante de los hombres, en aquel “Altar” o donde sea que lo hizo le dio el “Sí”, ´él también lo declaro y reconoció ante El Padre: “Os digo que todo aquel que me confesare delante de los hombres, también el Hijo del Hombre le confesará delante de los ángeles de Dios;” (Lucas 12:8).

O sea usted pasó de muerte a vida, usted pasó de las tinieblas a la luz, usted pasó de ser un ente carnal a ser un ente Espiritual y usted entró automáticamente a la “Familia de Dios:”

“Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios,” (Efesios 2:19)

Y por ende entro a un pacto, al pacto de Dios, al pacto de su locura: “Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.” (1Corintios 1:18).

En ti mi hermano se activaron cosas ocultas que estaban allí en ti y no lo sabías, pues recuerda que fuimos hecho a su imagen, conforme a su semejanza. (Génesis 1:26).

En nosotros hay dones que se activan o se activaron cuando entramos al Pacto de Dios, A Su Reino, A Su Locura: “De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre.” (Juan 14:12).

Es locura al que se pierde al que ha decidido recorrer por el camino ancho, el que lleva  a la perdición: “Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.” (Mateo 7:13-14).

Porque para ser de Dios y hacer sus cosas tenemos que entrar en un estado de locura, porque nuestra mente finita no tiene la capacidad de absolver y aceptar sus cosas, sus designios, porque ya no caminamos por visión óptica, caminamos por fe y el que cree en el Cristo puede hacer las obras de locura que el hizo “locuras para el hombre carnal, pero PODER para nosotros los escogidos de Dios” y aún mayores, en ti hermano hay un don inefable:

“!!Gracias a Dios por su don inefable! Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios. No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales. Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere. Y el mismo constituyo a uno, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,” (2Corintios 9:15, Romanos 11:29, 1Corintios 12:1, 7-10, Efesios 4:11-12).

¡Ahhh! ya no se trata de que era El Cristo, se trata de que hubo un pacto al cual usted entró mi hermano, de una transferencia de manto, que pasamos de muerte a vida, de oscuridad a luz admirable, así como a Saulo de Tarso, perseguidor de la Iglesia, arrogante, perverso y demás se convirtió en Pablo El Apóstol al descamárseles sus ojos: “Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista; y levantándose, fue bautizado.” (Hechos 9:18).

Este paso de ser un carnal a ser un espiritual y a reconocer que Dios es locura:

“Porque si estamos locos, es para Dios; y si somos cuerdos, es para vosotros.”  (2Corintios 5:13).

Ya entendemos hermanos que esta locura es necesaria porque viene de Dios y sólo así obedeceremos sus mandatos, aquellos mandatos que no han de ser cuestionados por la mente humana sino solo ejecutados, para hacer la voluntad de aquel nos conoció, de aquel que nos procreó y nos hizo a su imagen, conforme a su semejanza. (Génesis 1:26).

Aquel que depósito de su “Sustancia” en nosotros, aquel que hizo una transferencia de poder a través del Hijo a los discípulos y a la vez a nosotros, así como paso con Elías y Eliseo:

“Cuando habían pasado, Elías dijo a Eliseo: Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea quitado de ti. Y dijo Eliseo: Te ruego que una doble porción de tu espíritu sea sobre mí. El le dijo: Cosa difícil has pedido. Si me vieres cuando fuere quitado de ti, te será hecho así; mas si no, no.” (2Reyes 2:9-10).

Y así fue y al igual que nosotros este creyendo lo recibió y cosas más grande que Elías su padre espiritual este hizo y así cosas más grandes que las que hizo el Cristo usted mi hermano puede, podría y va hacer, porque así paso con Jesús, los Apóstoles y los discípulos, que recibieron de la autoridad de lo alto pero hasta que no estuvieron unánimes juntos no recibieron aquella presencia constante del Espíritu Santo en ellos: “Cuando llego el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos.” (Hechos 2:1).

Solo así mi amado usted podrá aceptar que la locura de Dios, es solo su Espíritu en usted, aquel Espíritu que va en contra de su carnalidad, porque sus obras son espirituales y no carnales, porque el que vive según la carne no puede agradar a Dios: “y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.” (Romanos 8:8).

Todos los hombres de la biblia fueron los hombres de Dios porque creyeron en fe, porque aunque para ellos era locura ejecutaron las órdenes del Rey y porque fueron ungidos con el Espíritu de Dios: “El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a  los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;” (Isaías 61:1).

»ESOS SOMOS NOSOTROS MIS HERMANOS, PORQUE EL REINO DE DIOS NO ES SÓLO PALABRAS SINO PODER, PODER DE DIOS.«  (1Corintios 4:20).

            “Y el reino de Dios sufre violencia y solo los violentos lo arrebatan. (Mateo 11:12).

Y como ya le dije en usted y en mí hay dones y si usted por estar privando en cuerdo aquí en la tierra de lo vivientes no los uso, entonces pasará por loco en el infierno: “Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.” (Mateo 25:30).

Que le digan loco eso no es nada, le decían esos insultos al Cristo, siendo Dios hecho hombre que será a nosotros que somos simples siervos, nosotros que habitamos en un lugar que todo lo que va encontrar del raciocinio es locura, pero para usted y para mí es cordura si viene de Dios, porque los limitados somos nosotros, no El que nos llamó Él es “Ilimitado”, por eso cuando Él nos diga algo aun parezca locura, hágalo porque Él es Soberano, piense en agradarle a Él, en lo que va decir El Padre de usted, no el hombre, agrade a Dios no a los hombres: “Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios?¿ O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía  agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.” (Gálatas 1:10).

Esa es la aprobación que tenemos que buscar la de Dios: “para que vuestra fe no este fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.” (1Corintios 2:5).

En los años de Noé este encontró gracia delante de los ojos de Dios:

“por gracia sois salvos” (Efesios 2:8exct).

Y le dijo haz un arca y este no le cuestionó sino que obedeció a Dios y mientras los hombres se burlaban de este y le decían loco, este seguía como pregonero de un diluvio que se acercaba, unos 150 años duro la construcción de esta arca y la espera al arrepentimiento de los hombres, pero en aquel día como hoy en día que hay un desenfreno, se casaban, daban en casamiento, comían, bebían y ellos eran los cuerdos y Noé el loco, pero al parecer el loco tenía razón, porque había uno que le daba la cordura, porque de Él proviene la “Sabiduría” y este creyó y se salvó.

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio, estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entro en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.” (Mateo 24:37-39).

Y si Dios es locura entonces nosotros tenemos que creer en ellas, porque al Cristo morir se llevó todas nuestras carencias, enfermedades y dolencias, así mismo cuando le reconocemos, entonces Él abre nuestro entendimiento para que veamos que Él es el Verdadero y que todo esto pasará, pero su palabra no pasará, solo quedarán de pies los que estén sobre la roca firme, sobre la verdad y Él es la Roca y la Verdad. “Ciertamente llevó el nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y  por su llaga fuimos nosotros curados. (Isaías 53:4-5).

Entonces esto sigue siendo locura, que por eso somos sanos y si hubo transferencia de dones, entonces no hay enfermedades, ni espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio: “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.” (2Timoteo 1:7).

Dice en El Libro de Apocalipsis que los cobardes no heredarán el reino de Dios, así que si usted mi hermano, mi hermana por preocuparle más lo que diría la gente de usted, no hizo la misión que a usted se le asigno usted está entre los cobardes y por lo tanto no entrará al reino de Dios: “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicaros y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira. (Apocalipsis 21:8, 22:15).

El Señor en los postreros días nos hará hacer las cosas más extrañas, mas locas, porque su Espíritu será derramado sobre toda carne: “Y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros ancianos soñarán sueños; Y de ciertos sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán. Y daré prodigios arriba en el cielo, Y señales abajo en la tierra, Sangre y fuego y vapor de humo; El sol se convertirá en tinieblas, Y la luna en sangre, Antes que venga el día del Señor, Grande y manifiesto;” (Hechos 2:17-20).

Entonces a través de su obediencia serán manifestadas las señales de Dios, no la ignores aunque te estén mirando, aunque te parezcan locuras, porque cuando cayó El Espíritu Santo de Dios Sobre los Apóstoles, los que estaban allí se burlaban de ellos: “Mas otros, burlándose, decían: Están llenos de mosto.” (Hechos 2:13).

“Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios.” (Romanos 11:29).

“Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo. Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres.” (Efesios 4:7-8).

“He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra. El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven Señor Jesús.” (Apocalipsis 22:12, 20)

Mi hermano, mi hermana, hombre del mundo a ti te habla Dios en esta hora, es tiempo de dejar a un lado los prejuicios de una sociedad que cada día está más podrida y perversa y hacer la voluntad del Padre a la cual fuimos llamados, porque él que no hace su voluntad no entrará al Reino de los Cielos, igual los cobardes estarán fuera, a ti hombre del mundo aún el arca que es Cristo tiene sus puertas abiertas y aunque parezcan angosta puedes pasar por ellas con el arrepentimiento, deja ese camino que quizás te parece cómodo en tu cordura, pero en esa cordura que solo la da el mundo, pero todo esto pasará, pero la Palabra de Dios no pasará, aún estas a tiempo, pero el tiempo se agota, el Señor te dice: «¡VEN HIJO TE ESPEROǃ».

Y aunque te parezcan que todas las cosas van a bien, la misericordia en la tierra es para todos, pero en el cielo las cosas cambian.

Mi hermano, mi hermana si alguno se ha burlado de tu locura como paso con los Apóstoles, no te preocupes, porque no se burlaban de ti, se burlaban del Espíritu Santo de Dios y suya es la venganza el dará el pago, por eso ya no haces las cosas que te agradan, sino las que le agradan a Él, porque todo tiene su tiempo y su hora debajo del cielo, quizás lo que El Padre demanda de ti es locura, pero locos están aquellos que haciendo lo mismo y esperan obtener diferentes resultados, así mismo ellos creen agradar y tener su salvación, por eso somos linaje escogido, porque somos diferentes a ellos.

Bendigo tu vida con toda Bendición de lo Alto y ¡nunca! te apartes del La Sombra Del Altísimo.

¡En El Nombre De Jesús Siempre! Y ¡Amén!

™©®

2 thoughts on “La Locura De Dios

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s