El Fundamento

   “¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo? Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante. Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca. Mas el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la ruina de aquella casa.” (Lucas 6:46-49).

 

Siendo estos últimos tiempos, tiempos de cambios. En donde el mismo Dios viene a destruir, a derribar, “porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora;” (Romanos 8:21-22).

Para luego volver a edificar, “Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, teniendo la gloria de Dios. Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal.” (Apocalipsis 21:10-11).

Porque el hombre ha decidido construir, edificar sobre sus propios fundamentos, sobre sus propios cimientos y sino se edifica en los fundamentos de Dios, en aquellos que El nos dejo, osea en El mismo, se edifica en la nada, se edifica en el vacio, en vano:

“Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia.” (Salmo 127:1).

Porque la obra será probada para ver sobre que o quien el hombre se ha fomentado:

“Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica. Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego. ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.” (1Corintios 3:10-17).

Porque solo El es el arquitecto y constructor de todas las cosas, “porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios.” (Hebreos 11:10).

Siendo el arquitecto: aquel que profesa la arquitectura.

Siendo la arquitectura: el arte de proyectar y construir edificios “La Tierra” el arte de »fortificar«.

Siendo el fortificar: el dar vigor y fuerzas material o moralmente, el hacer fuerte con obras de defensa un pueblo «nosotros» o un sitio “la tierra” cualquiera, para que pueda resistir a los ataques del »enemigo«.

“Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león  rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;” (1Pedro 5:8).

Siendo el enemigo el destructor, el que destruye a los que se fundamenta en él, “y yo he creado al destruidor para destruir.” (Isaías 54:16exct).

Pero el constructor es aquel que construye, fabrica o edificá. Este necesita de un buen fundamento siendo este el principio y cimiento en que estriba y sobre el que se apoya un edificio: «La Fe y La Convicción u otra cosa nosotros».

Siendo el pimento: la parte del edificio que esta debajo de la tierra y sobre la que estriba toda fábrica, es el terreno donde descansa el mismo. Por eso sino esta fundamentado por Dios “y en Dios hay seguridad” en vano trabajan los que edifican, porque la obra misma será probada. (Salmo 127:1, 1Corintios 3:10-17).

Porque su constructor siempre ha de ser El mismo que comenzó los cielos y la tierra, “En el principio creó Dios los cielos y la tierra.” (Génesis 1:1).

Porque El nos envió la piedra aprobada que fue y es El Cristo: “por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se apresure.” (Isaías 28:16).

Pero muchos han decidido hacer anexos y|o construir por ellos mismos sin este fundamento, lo que ha provocado «EL FUEGO DE SU IRA», “Porque fuego se ha encendido en mi ira, Y ardera hasta las pronfundidades del Seol; Devorara la tierra y sus frutos, Y abrasara los fundamentos de los montes.” (Deuteronomio 32:22).

Donde los fundamentos que el hombre ha creído que son los correctos serán derribados, embestidos: “Si fueren destruidos los fundamentos, Que ha de hacer el justo? Jehová esta en su santo templo; Jehová tiene en el cielo su trono; Sus ojos ven, sus parpados examinan a los hijos de los hombres. Jehová prueba al justo; Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece. Sobre los malos hara llover calamidades; Fuego, azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos. (Salmo 11:3-6).

Porque se alejaron de la principal piedra, siendo esta Cristo, “edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra de ángulo Jesucristo mismo, en quien todo edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.” (Efesios 2:20-22).

Solo permaneciendo en esta, conociendo que es el Fundamento y cimiento de los hijos de Dios, solo así prevaleceremos, “Y de esta manera me esforce a predicar el evangelio, no donde Cristo ya hubiese sido nombrado, para no edificar sobre fundamento ajeno, sino, como esta escrito: Aquellos a quienes nunca les fue anunciado acerca de el, verán; Y los que nunca han oído de el, entenderán.” (Romanos 15:20-21).

Porque solo así daremos buen fruto:  “atesorando para si buen fundamento para lo porvenir, que echen mano de la vida eterna.” (1Timoteo 6:19).

Dejando los rudimientos pasados, “Por tanto, dejando ya los rudimientos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfeccion; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios,” (Hebreos 6:1).

Solo así, Dios que conoce a los suyos nos conocerá, si estamos sobre La Roca Firme que es El Cristo De La Gloria, “Pero el fundamento de Dios esta firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos ; y Apartese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo.” (2Timoteo 2:19).

«¡PORQUE EL SEÑOR NO RETARDA SU LLEGADAǃ»:

Porque El Señor no retarda su llegada, “El Señor que no retarda su promesa como algunos la tienen por tardanza sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.” (2Pedro 3:9).

Siendo estos mal fundamentados al igual que la misma ciudad en: »la no verdad y la injusticia. Pero otros si están siendo fomentados en El Señor, auque los enemigo no lo vean asi«:  “y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.” (2Tesalonicensaes 2:10-12).

“Sea notorio al rey, que los judíos que subieron de ti a nosotros vinieron a Jerusalén; y edifican la ciudad rebelde y mala, y levantan los muros y reparan los fundamentos.” (Esdras 4:12).

Llegando Dios con fuego y azufre a destruir aquellos que no creyeron, que hacen maldad, en la injusticia, “Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel díaque vendra los abrasara, ha dicho Jehová de los ejercitos, y no les dejara ni raiz ni rama. Hollareis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el díaen que yo actue, ha dicho Jehová de los ejercitos.” (Malaquías 4:1, 3).

“Pero el día del Señor vendrá como  ladrón en la noche; en el cual los cielos pasaran con grande estruendo y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser desechas, como no debeis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, esperando y apresurandoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiendose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! Sobre los malos hara llover calamidades; Fuego, azufre y viento abrasador será la porción del caliz de ellos. Jehová ha hecho lo que tenía determinado; Ha cumplido su palabra, la cual el había mandado desde tiempo antiguo. Destruyo, y no perdono; Y ha hecho que el enemigo se alegre sobre ti, Y analtecio el poder de tus adversarios.”  (2Pedro 3:10-12, Salmo 11:6, Lamentaciones 2:17).

«Porque todo esto pasará pero “Su Palabra” que esta fomentada en El mismo no pasará, porque El es La Palabra, El es el Fundamento». (Lucas 21:33).

Pero Dios que conoce los suyos, aquellos que si estan y fuimos fomentados sobre la verdad y la justicia los que tienen y tendrán un buen futuro que es la vida eterna solo aquellos venceremos. (2Timoteo 2:19, 1Timoteo 6:19).  

“El que venciere heredera todas las cosas, y yo seré su Dios, y el será mi hijo.”  (Apocalipsis 21:7).

Y viviremos en la nueva tierra, en la nueva ciudad que si estará y está fundamentada en el mismo Dios, porque El así lo prometió, «UNA NUEVA VIDA»:

“Enjugara Dios toda lagrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá mas llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas. Y me dijo: Hecho esta. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le dare gratuitamente de la fuente del agua de la vida.” (Apocalipsis 21:4-6)

Así mismo la entrada a una nueva ciudad, “Y me llevo en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostro la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, teniendo la gloria de Dios. Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosisima, como piedra de jaspe, diafana como el cristal. Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso es el templo de ella, y el Cordero. La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera. Y oi una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y el morara con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios.” (Apocalipsis 21:10-11, 23, 3).

El habitará en medio de nosotros los que estamos fomentados en El, siendo El el único fundamento, pero los que no están fomentados en El, en la «ROCA FIRME» que es Cristo Jesús, no entrarán:

“No entrara en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que estan inscrito “fomentados” en el libro de la vida del Codero.”  (Apocalipsis 21:27).

¡Iglesia! Es tiempo de revisar nuestros fundamentos, porque aquel que edifique según su propio criterio será derribado, solo hay un criterio el «Fundamento Del Cristo» el hacer su “Voluntad”. Solo así venceremos, ya basta de juegos evangélicos, solo hay un Espíritu y es el del Padre de las Luces y este es el único que nos debe y nos fomenta.

Mi hermano, mi hermana, hombre del mundo a ti también te hablo, aquellos que conocemos el verdadero fundamento no tenemos excusas para fomentar en el terreno fuera de “La Gracia De Dios” a ti hombre del mundo solo hay:

«UN TERRENO

UN CIMIENTO Y

UN FUNDAMENTO»

Es el de Cristo, el de hacer su Voluntad, solo así escaparás a lo que se aproxima (Lucas 21:36). Y participarás de una nueva y eterna vida, de una nueva ciudad, porque todo esto pasará, pero su palabra no pasará, porque El es La Palabra.

Les Bendigo con toda Bendición de lo Alto y que ¡nunca! Se aparten de La Sombra Del Altísimo.

¡En El Nombre De Jesús Siempre! y Amén!

 

™©®

One thought on “El Fundamento

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s