Ocasiones De Caer

   “Dijo Jesús a sus discípulos: Imposible es que no vengan tropiezos; mas ǃǃay de aquel por quien vienen! Mejor le fuera que se le atase al cuello una piedra de molino y se le arrojase al mar, que hacer tropezar a uno de estos pequeñitos. (Lucas 17:1-2).

 

Así como dijo el Maestro a sus discípulos, en este camino es o sería casi imposible que no vengan tropiezos. El hombre en su mal caminar vive de tropiezo en tropiezo.

“En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. (Efesios 2:12-13).

Pero el hombre llegó a Cristo para vida eterna, vida eterna que fue adquirida a través de Él, así que la misma se ha de cuidar con temor y temblor. (Filipenses 2:12).

Como ya sabemos nuestras batallas no son contra carne ni sangre: “sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este mundo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” (Efesios 6:12).

“Pues, aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta.” (2Corintios 10:3-6).

Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo y, habiendo acabado todo, estar firmes.” (Efesios 6:13)

Por eso debemos hacer uso de ellas y mantenernos firmes sin fluctuar: “Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. Y considerándonos unos a otros para estimular al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.” (Hebreos 10:23-25).

“Porque es enemistad contra Dios, cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo.(Santiago 4:4).

No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.” (1Juan 2:15).

“Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su último estado viene a ser peor que el primero. Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia que, después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. Pero les ha acontecido lo que con su verdad dice el proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno. (2Pedro2:20-22).

“Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo halla. Entonces dice: Volveré a mi casa de donde salí; y cuando llega, la halla desocupada, barrida y adornada. Entonces va, y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero. Así también acontecerá a esta mala generación.” (Mateo 12:43-45).

Ciertamente, en otro tiempo, cuando no conocíais a Dios, servíais a los que por naturaleza no son dioses; pero ahora, ya que conocéis a Dios o, más bien, que sois conocidos por Dios, ¿cómo es que volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar? Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años.” (Gálatas 4:8-10)

»QUE NO NOS SUCEDA COMO A LA MUJER DE LOT QUE VUELTA SU MIRA            ATRÁS QUEDO ESTÁTICA, ESO ES LO QUE PROPINA EL RETROCESO«.

(Génesis 19:26)

Y aquel que allá puesto su mano en el arado, mira atrás no es apto para el reino de Dios. (Lucas 9:62).

“Mantengamos firmes puesta nuestra confianza y mirada en el consumador de la vida en aquel que viene en breve.” (Apocalipsis 3:11).

“Vengo pronto; reten tu corona.” (Apocalipsis 22:12).

“El Reino de Dios no vendrá con advertencia,” (Lucas 17:20).

Sin retroceder viviendo por fe, porque el que retrocediere no agradará mi alma dijo el Señor.

“No perdáis, pues, vuestra confianza que tiene una gran recompensa, pues os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa. Porque aun un poco y el que ha de venir vendrá, y no tardará. Mas el justo vivirá por fe; pero si retrocede, no agradará mi alma.” (Hebreos 10:35-38).

“Esperemos en aquel que es fiel y verdadero” (Apocalipsis 19:11).

“como su mismas palabras.” (Apocalipsis 22:6).

“Y la tierra pasara mas su palabra no pasara.” (Lucas 21:33).

“Aquel que está  firme que no caiga” (1Corintios 10:12).

“Hay caminos que al hombre le parecen de bien y son caminos de muerte.” (Proverbios 14:12).

“pero solo hay un camino a la vida y a la verdad”  (Juan 14:6).

Si alguno se desvía o se está desviando del camino exhortémosle: “no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándose; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.” (Hebreos 10:25).

“Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y de embriaguez y de las preocupaciones de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día. Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de la tierra. Velad, pues, orando en todo tiempo que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del hombre.” (Lucas 21:34-36).

“A algunos que dudan, convencedlos. A otros, salvadlos arrebatándolos del fuego; y de otros, tened misericordia con temor, desechando aun la ropa contaminada por su carne.”

(Judas 22-23).

“Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad y alguno lo hace volver, sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma y cubrirá multitud de pecados.” (Santiago 5:19-20).

“El vencedor heredará todas las cosas, y yo seré su Dios y el será mi hijo.” (Apocalipsis 21:7).

Mi hermano, mi hermana, estos son momentos difíciles, El Cristo está ya a la puerta, estamos viviendo tiempos apocalípticos, mantente firme, no pierda tan grande salvación, que la hora es.

Ya pronto el hombre malo, inicuo, perverso, impío, recibirá su cáliz de fuego y azufre, un poquito más y el que ha de venir vendrá, exhortémonos unos a otros, ayudemos a aquellos que se quedaron en el camino, en la carrera por el Galardón, ha llegar a la meta, porque esta es la única carrera donde todos llegaremos en el primer lugar que es Cristo Jesús.

Te Bendigo con toda Bendición de Lo Alto y que ¡nunca! te apartes de La Sombra Del Altísimo.

¡En El Nombre De Jesús Siempre! ¡Amén!

 

™©®

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s