El Libro Está Abierto, Para Los Entendidos

                     Libro De Daniel;                                                                                                                                                                                                                                               “Un rio de fuego procedía y salia de delante de el; millares de millares le servian, y millones de millones asistirían delante de el; el Juez se sentó, y los libros fueron abiertos. Miraba yo en la vision de la noche, y he aqui con las nubes del cielo venia uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de dias, y le hicieron acercarse delante de el. Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasara, y su reino uno que no sera destruido. Despues recibiran el reino de los santos del Altísimo, y poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para siempre. Y veía yo que este cuerno hacia guerra contra los santos, y los vencía, hasta que vino el Anciano de dias, y se dio el juicio a los santos del Altísimo, y llego el tiempo, y los santos recibieron el reino. Y hablaba palabras contra el Altísimo, y a los  santos del Altísimo quebrantara, y pensara en cambiar los tiempos y la ley; y serán entregados en su mano hasta tiempo, y tiempos, y medio tiempo. Pero se sentara el Juez, y le quitaran su dominio para que sea destruido y arruinado hasta el fin, y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedeceran.                                                                                                                                                            Y el dijo: Hasta dos mil trescientos tardes y mañanas; luego el santuario sera purificado. Vino luego cerca de donde yo estaba; y con su venida me asombre, y me postre sobre mi rostro. Pero el me dijo: Entiende, hijo de hombre, porque la vision es para el tiempo del fin. Y dijo: He aqui yo te enseñaré lo que ha de venir al fin de la ira; porque es para el tiempo del fin. Y su poder se fortalecerá, mas no con fuerzas propia; y causara grandes ruinas, y prosperara, y hara arbitrariamente, y destruirá a los fuertes y al pueblo de los santos. Con su sagacidad hara prosperar el engaño en su mano; y en su corazon se engrandecera , y sin aviso destruirá a muchos; y se levantara contra el Principe de los príncipes, pero sera quebrantado, aunque no por mano humana. La vision de las tardes y mañanas que se ha referido es verdadera; y tu guarda la vision, porque es para muchos dias. Oye, Senor; oh Senor, perdona; presta oído, Senor, y hazlo; no tardes, por amor de ti mismo, Dios mio; porque tu nombre es invocado sobre tu ciudad y sobre tu pueblo. Setenta semanas estan determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la vision y la profecía, y ungir al Santo de los santos. Ha venido para hacerte saber lo que ha de venir a tu pueblo en los postreros dias. Tambien algunos de los sabios caerán para ser depurados y limpiados y emblanquecidos, hasta el tiempo determinado; porque aun para esto hay plazo. Extenderá su mano contra las tierras, y no escapara el pais de Egipto. Y se apoderará de los tesoros de oro y plata, y de todas las cosas preciosas de Egipto; y los de Libia y de Etiopía le seguirán. Pero noticias del oriente y del norte lo atemorizaran, y saldrá con gran ira para destruir y matar a muchos. Y plantará las tiendas de su palacio entre los mares  el monte glorioso y santo; mas llegara a su fin, y no tendrá quien le ayude.                                                                                                      Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusion perpetua. Los entendidos resplandeceran como el resplandor del firmamento; y los que ensenan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad. Pero tu, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aqui para alla, y la ciencia aumentara. Y dijo uno al varon vestido de lino, que estaba sobre las aguas del rio: Cuando sera el fin de estas maravillas? Y oi al varon vestido de lino, que estaba sobre las aguas del rio, el cual alzo su diestra y su siniestra al cielo, y juro por el que vive por los siglos, que sera por tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo. Y cuando se acabe la dispersion del poder del pueblo santo, todas estas cosas serán cumplidas. Y yo oi, mas no entendi, Y dije: Senor mio, cual sera el fin de estas cosas? El respondió: Anda, Daniel, pues estas palabras estan cerradas y selladas hasta el tiempo del fin. Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impiamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán. Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventas dias. Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco dias. Y tu iras hasta el fin, y reposaras, y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los dias. (Daniel 7:10, 13-14, 18, 21-22, 25-27, 8:14, 17, 19, 24-26, 9:19, 24, 10:14, 11:35, 42-45, 12:2-4, 6-13)                                                                                                                                                                                                                                          Dios te bendiga mi hermano, mi hermana, esta es una revelación para los dias postreros los cuales ya estamos viviendo, el Sen:or en esta vez se manifesto atravez del siervo Daniel y nos entrego esta revelación para cuando el libro fuese abierto, el cual fue abierto ya! los entendidos entenderán.                                                    Te Bendigo con toda bendicion y que nunca te apartes de la Sabiduria que viene de lo Alto, que viene de Dios y que siempre Te Cobijes Bajo La Sombra Del Altísimo! En El Nombre De Jesus Siempre! Y Amen!

™©®

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s